TB0 Sports David Beckham | Cholo Simeone | Carolina Baldini

David Beckham contó todo lo que sufrió tras la famosa patada al Cholo Simeone en Francia 98

El exfutbolista inglés, David Beckham, recordó aquel momento que cambió su carrera y en el que estuvo involucrado el Cholo Simeone

El inglés recordó, específicamente, el episodio polémico en el que le dio una patada al Cholo durante el Mundial de Francia 98 y que marcó su carrera e hizo forjar su carácter.

Ese recordado juego de octavos de final terminó 2-2 y en penales ganó la albiceleste dirigida por Daniel Passarella. Sin embargo, algo había cambiado en el juego cuando Beckham fue expulsado.

David Beckham y Cholo Simeone 2.jpg

“No recuerdo haber ido a esa cancha queriendo demostrar algo porque me habían dejado fuera de otros juegos. Fue solo un momento que sucedió en el que reaccioné, fue un momento de locura, de verdad”, habló David en el canal de YouTube The Overlap, que es de su ex compañero y amigo Gary Neville, con quien jugó en ese Mundial y además por muchos años en el Manchester United.

“Cuando miro hacia atrás en mi carrera y hablo de arrepentimientos, deseo que eso nunca haya sucedido. Pero por otro lado, si no hubiera sucedido, es posible que no hubiera tenido la carrera que tuve. Probablemente sea duro decir que todavía me siento defraudado (por mis compañeros de equipo), pero miro hacia atrás en ese momento: éramos jóvenes. Cometí un error, pero hay ciertas personas en el fútbol que esperas que te respalden pase lo que pase. Siempre tuvimos eso en el United, pero me sentí defraudado (en la selección)”, afirmó.

Eso quiso decir que para Beckham, sus propios compañeros no lo apoyaron: “No creo que haya estado tan conmocionado como cuando salí del terreno y vi a mi mamá y mi papá. Estaba llorando, sollozando incontrolablemente, lo cual es un poco vergonzoso. En ese momento, el seleccionador de Argentina pasaba y todos golpeaban (la ventana)”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCeOgWxboMdd%2F%3Fhl%3Des-la&access_token=EAAGZAH4sEtVABACUHEHgkqKqkQRqdN3BoZAuRCCccuBQFxQZBZBpo3dLoQF4ejqYAnMVsZBbhspiumY6bNfGyZAQXfAT958wJB1G46Xy8tSZCTkX4FLT6kFvGkmYaTLZBsU04xuPhV1TmeZAYOIiPnNPkYlIfJe6JrIpplchV1KD9KkmZAkK6itOVsQ08WPP9DJjUZD

“La mañana siguiente (Sir Alex Ferguson, técnico del Manchester United) me llamó por teléfono temprano para decirme, ‘¿estás bien, hijo?’. Dije que sí y me emocioné con él. Dijo, ‘No te preocupes, vete y vuelve al club y nos tienes a nosotros’. Eso era todo lo que necesitaba escuchar”, recordó el ex futbolista quien a partir de ese momento comenzó a vivir un calvario.

“Ni siquiera pensé y esperé lo que iba a pasar en los próximos años. Sabía que sería un momento difícil volver a casa, pero nunca esperé que fuera tan malo como lo fue”, aseveró. Inmediatamente después del Mundial, el exjugador se fue a Nueva York para encontrarse con Victoria y no fue una buena decisión: “Probablemente fue el peor lugar al que podría haber ido. Regresé (del Mundial) y caminé por el aeropuerto y fui absolutamente maltratado por un reportero de televisión que dijo que había defraudado a mis padres y abuelos”, manifestó.

Luego, en la siguiente temporada, fue un calvario para él: "Cada partido de esa temporada, aparte de cada vez que jugamos en Old Trafford, fue horrible. Cada programa de entrevistas, dondequiera que iba, cada vez que ponía gasolina en el auto, recibía insultos. Ya fuera en Manchester o en Londres, no importaba. Lo que me ayudó a superar esa temporada fueron los fanáticos del United”, cerró un muy reflexivo David Beckham.