Argentina | María Julia Oliván | La noche de Mirtha | Antonio

La angustia de María Julia Oliván por la suspensión de clases: "Mi hijo se tiró al piso, se puso a llorar"

En "La noche de Mirtha", María Julia Oliván se mostró en desacuerdo con las nuevas restricciones y expresó preocupación por la suspensión de clases.

Al igual que muchísimos padres en la Argentina, María Julia Oliván se manifestó en desacuerdo con la suspensión de clases impuesta por el Gobierno para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que incluye la suspensión de clases presenciales.

Invitada a La noche de Mirtha, la periodista relató lo mucho que le costó a su hijo Antonio adaptarse al jardín, teniendo en cuenta que el pequeño tiene dificultades para comunicarse, y manifestó la angustia que le produce que su hijo deba alejarse de sus compañeros luego de haber establecido un lazo con ellos.

En tal sentido, María Julia Oliván relató cuál fue la reacción de Antonio cuando lo fue a buscar el viernes al colegio, último día de clases presenciales del mes de abril, de acuerdo con el decreto presidencial.

La angustia de María Julián Oliván por la suspensión de clases: "Mi hijo se tiró al piso, se puso a llorar"
La angustia de María Julia Oliván en La noche de Mirtha por cómo afectará a su hijo Antonio la suspensión de clases

La angustia de María Julia Oliván en La noche de Mirtha por cómo afectará a su hijo Antonio la suspensión de clases

“Me cuesta sacarlo del jardín porque se enganchó mucho. Por primera vez, se tiró al piso, se puso a llorar, no quería irse. Una maestra me ayudó. Los amigos, me pedía por los amigos. Estás hablando de un nene que tiene dificultades para comunicarse”, relató la periodista sentada en la mesa de La noche de Mirtha notablemente conmovida.

“Hizo una amiga en 20 días, un chico que tiene problemas en el habla”, destacó la periodista enfatizando la magnitud de lo que representa para la vida del pequeño compartir con otros niños de su edad.

En Los ángeles de la mañana, María Julia Oliván ya había manifestado su opinión sobre la suspensión de clases y el impacto que esto tiene en la rutina de Antonio.

“Estábamos empezando a repuntar, cuando ves a tu hijo entrando al colegio y empezar a adaptarse, sobre todo mi hijo que tiene autismo y tarda un poco más de tiempo. Lo ves ya ingresar, ya hacerse una amiguita y estás feliz y pensás: ‘Bueno ahora puedo pensar un poquito en mí, ponerme a ver si trabajo’", expresó la periodista.

Y luego expresó su sorpresa por la medida "la verdad que yo no esperaba esto, porque venía siguiendo las declaraciones del ministro Trotta y pensé que era lo último que se iba a cerrar eran las escuelas, así que me cayó como un baldazo encima”.