Netflix | Netflix |

Netflix: ¿"Sin aliento" está basada en una historia real?

El filme "Sin aliento" está entre las más vistas de Netflix en la última semana. El drama está basado en la historia real de una deportista y acá te la contamos

La plataforma Netflix tiene la estrategia de renovar, semanalmente, su catálogo de películas. Y recientemente, una de sus principales novedades es un filme que impactó y que de inmediato se posicionó en el primer puesto de lo más visto de la plataforma en el mundo.

Se trata de una producción francesa, la película se llama Sin aliento (No Limit en inglés y Sous Emprise en francés, su idioma original) y está en el primer puesto del top 10 mundial de Netflix, con más de 13 millones de reproducciones.

Sin Aliento ( Subtitulado en Ingles ) Trailer Oficial HD

¿De qué se trata “Sin aliento”?

Este es un largometraje escrito y dirigido por David M. Rosenthal, el cual está basado en una historia real y tiene una hora y 58 minutos de duración.

“Sin aliento” muestra el romance de Roxana, una joven que abandona su vida en París para ir al sur de Francia y aprender a bucear y Pascal, un campeón de buceo que ha conseguido varios récords mundiales.

"En este drama romántico de gran impacto visual, una joven con un talento excepcional se sumerge en un profundo y destructivo amor con su instructor de buceo en la especialidad apnea", dice la sinopsis oficial de la película.

sinaliento1.jpg

El elenco de esta película de Netflix lo encabeza Camille Rowe, actriz y modelo franco-estadounidense, y de César Domboy, actor francés conocido por su participación en cintas como Baby Balloon. También actúan Sofiane Zermani, Zacharie Chasseriaud, Hassam Ghancy, Laurent Fernandez, Laurence Porteil, Grégory Gaule, Jonas Dinal, Johakim Mejri y Natalie Mitson.

¿Sin aliento es una historia real?

Esta película de Netflix está basada en la historia real de Audrey Mestre, una buceadora francesa cuya especialidad fue el buceo libre o la apnea, que consiste en sumergirse sin tanque de oxígeno.

En octubre de 2002, Mestre intentó romper el récord femenino impuesto por Tanya Streeter de 160 metros de profundidad. Logró sumergirse a una profundidad de 171 metros, pero la inmersión se complicó: la deportista no pudo salir a tiempo a la superficie y falleció.

Al año siguiente, su pareja realizó la misma inmersión en honor a su esposa. Alcanzó la misma profundidad y le entregó simbólicamente un ramo de flores, hecho que fue grabado por el director James Cameron.