Después de una larga espera, finalmente llegó al país Mariana Nannis. La mujer (o ex) de Claudio Caniggia llegó al país este sábado para presentarse en el programa de Susana Giménez, y para firmar varios papeles relacionados a las denuncias cruzadas entre ella y el padre de sus hijos.

Anoche estuvo en el programa de Susana, donde tiró una cantidad exorbitante de acusaciones contra el ex futbolista, a quien acusa de adicto a las drogas y golpeador. Nannis señaló que vino al país a "rescatar" a su marido del mal enttorno que lo rodea y a salvar el patrimonio familiar.

"Yo no estoy divorciada, Claudio Caniggia sigue siendo mi marido, le pese a quien le pese y le guste a quien le guste", comenzó advirtiendo Mariana.

"Vine a salvar a mi marido de la prostitución y la drogadicción, lo salvé muchas veces y lo intené en dos oportunidades. Siempre traté de protegerlo de mucha gente, llega un momento que no podes, hay mucha gente mala alrededor de él. Se están aprovechando de él por el problema que tiene de adicción, vine a ayudarlo, si es inteligente se va a dejar ayudar", señaló Mariana.

Embed

"Siempre estuve al lado de él, nunca lo engañé, parezco una estúpida, del otro lado no hay retribución de fidelidad; si queres hacer tu vida separate y dejá libre a tu mujer. Me fui del Faena porque está lleno de trolas", dijo la mediática, quien señaló que ella pensaba que tenían un solo departamento en ese lugar, donde viven sus hijos mellizos Alexander y Charlotte, pero que hace poco tiempo se enteró que tienen 4 departamentos en ese lugar, que compraron en pozo.

Nannis señaló que no sabe el patrimonio económico que tiene la familia: "Nunca en la vida me mostró un contrato, en 30 años que estoy con mi marido no me mostró nada, me trataba como si fuese una mierda, yo nunca sabía nada".

En cuanto al problema que tuvieron en la casa de Marbella por deudas al dueño del lugar, Nannis señaló: "Lo tiene que solucionar él porque es el hombre, yo no trabajo, no tengo una entrada de dinero, estuve 30 años al lado de él y nunca trabaje, hice el trabajo de estar al lado de él, por algo llegó adonde llegó, toda la vida lo cuidé, como si fuese mi hijo, ahora me tomé un avión para rescatar al padre de mis hijos. A veces le cocino, le hago milanesas. A mí no me gusta cocinar, lo hago porque lo quiero. Pero para él siempre lo que estoy haciendo es una mierda. En mi caso, el príncipe se convirtió en rana", sostuvo la mujer.

"Hace 3 años que tiene un socio, ahí empezó la hecatombe, me tenía como un mueble de la casa, se iba de viaje solo, pasé a ser una molestia para él, tenía un socio y un amigo que se iba de putas con él.Yo no tomo drogas, ni alcohol y soy una mujer que respeta. A un enfermo le gusta una puta drogadicta (refiriéndose a la actual pareja de Caniggia). Lo voy a sacar del entorno que tiene", aseguró. Y agregó: "Hace negocios que ni me entero, en este momento no se donde está mi marido".

Mariana señaló la distancia que existe entre Caniggia y sus hijos, especialmente con Alex. "Fue el cumpleaños de mis mellizos y no les regaló ni un perfume. A ella le regala carteras y a sus hijos nada, pero ella no me llega ni al tobillo. Le compras a una prostituta y no a tus hijos. Se está patinando la plata de mi familia. Vine a preservar el patrimonio familiar, porque mañana nos quedamos sin plata. Con Alex no se habla, él no quiere hablar con el padre.Él creó esta situación y llegó a esto, mostraba a la prostituta por el Faena. Con Charlotte y Axel sí tiene relación".

También habló de los problemas con la drga: "Lo interné dos veces por drogadicción, una vez se escapó, tengo testigos que lo fueron a visitar. Otra vez lo interne porque sino me divorciaba, era cerca de Madrid, tengo todos los papeles. Él estaba super curado, estaba bárbaro. Claudio es muy desprolijo, hizo desastres. Si no respetas a tu mujer dejala libre para que haga su vida. No puedo rescatarlo siempre en su vida. Se tiene que internar", sostuvo.

Embed

Después relató los episodios de violencia y señaló un momento puntual donde Claudio Caniggia la agredió. "Una noche se iba con su manager a cenar, le dije que lo acompañaba pero me dijo que, que me quedara porque lo iba a molestar. Entonces me quedé sola en la habitación y pedí un room service para no comer sola en el restaurante. Me vi tres películas hasta que me quedé dormida. Apareció a las 4.30 de la mañana. Cuando le pregunté por el horario empezó a gritar. Le dije 'No vine a la Argentinoa a ver como salís y yo me quedo acá como una imbécil, para ver esto me voy a Marbella'. Le pegaba a las paredes, y me decía que no soy nadie. Me fui a la habitación, empecé a mirar una revista, se me puso al lado y le dio una trompada a la revista, me empezó a tirar trompadas a la cara, me decía 'hija de puta, te voy a matar', me levanté como pude, toda golpeada, me fui al living, me gritaba 'callate', y ahí le dije que iba a llamar a la policía, pero me dijo 'duro 2 minutos, soy amigo de Angelici, soy amigo del Presidente, cuando salga de la cárcel tu cabeza va a rodar". Pero Susana la interrumpió y le preguntó si lo había denunciado. Nannis afirmó que no: "Si sale y lo sacan en dos minutos, vuelve y me caga a trompadas; es peor. Si tiene gente conocida no queda nada asentado. El tipo estaba sacado", señaló.

Embed

Mariana también señaló que perdió un embarazo, luego de un golpe recibido por Caniggia: "Un día llegó a casa y yo no lo dejé entrar. Le pregunté si tenía algo en el bolsillo, y le dije que si tenía drogas no entraba porque esa casa se respetaba. Cuando intenté revisarle el bolsillo, me empujó sobre el auto. Y se fue. Al día siguiente, vino la masajista y mientras me hacía el masaje sentía calor en las piernas, estaba llena de sangre. Tenía una hemorrragia, me sequé con papel higiénico y me fui a una clínica con Charlotte. El médico me dijo que hiciera reposo en mi casa y volviera el lunes porque tenía que hacerme un legrado (raspaje), pero yo tenía que solucionar el tema. Lo llamaba y no me atendía. Hablé con mi ginecólogo y me mandó a otra clínica. Como había comido, me hicieron un aspirado sin anestesia, que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Estuve 40 días tirada en una cama, y en 40 días no vino a verme. Hoy tendría un hijo de 12 años. Él mató a mi hijo por un paquete de cocaína. Le importó nada que esté embarazada de dos meses y medio. Él mató a mi bebé, porque si no hoy tendría un hijo. Y para mí un hijo es un tesoro", sentenció la mujer.

Embed

Aparecen en esta nota: