Juana Viale | Luciano Castro | Luciano Cáceres

Juanita Viale, la enemiga número uno de Sabrina Rojas y Brenda Gandini

Cuando se sugirió el nombre de la nieta de Mirtha Legrand para sumarse al elenco de parejas reales en el teatro que harán Luciano Castro y Gonzalo Heredia, sus mujeres pusieron el grito en el cielo.

Luciano Castro y Sabrina Rojas atravesaron un tsunami sentimental el último verano, que los llevó a una separación de la que finalmente salieron fortalecidos como pareja. Hoy la tormenta quedó atrás y se los pudo ver disfrutando vacaciones, compartiendo fotos y postales de ese amor que sigue vivo, pese a las crisis.

Por su parte, Gonzalo Heredia y Brenda Gandini mantienen una relación con perfil mucho más bajo, sin enormes sobresaltos, al menos públicos.

Los dos actores son amigos. Forjaron su amistad a partir del año 2009 cuando protagonizaron juntos la telenovela Valientes, que fue un suceso. Desde entonces se juntan en grupo, junto a sus parejas, los hijos en común y más amigos, disfrutan y celebran su amistad. Castro y Heredia volvieron a coincidir en otra tira, más reciente, Los Ricos no piden permiso, con singular éxito también. Y ahora volverán a trabajar juntos en la comedia Desnudos, que estrenarán en Mar del Plata compartiendo cartel con sus esposas junto a Luciano Cáceres y May Scappola.

A su vez, Sabrina Rojas y Brenda Gandini forjaron una amistad a la par de los actores. Pero además de la amistad, tienen algo en común: una enemiga. La historia gana en tensión al conocerse el nombre público de esa enemiga muy famosa, la mismísima Juana Viale. ¿Por qué?. La nieta de Mirtha Legrand es palabra prohibida entre los matrimonios que conforman Castro y Rojas como con el de Heredia y Gandini. Las dos actrices le tienen prohibido a sus maridos aceptar trabajar en cualquier proyecto que incluya a Juanita.

Ambos galanes compartieron trabajos con Viale. Heredia y ella protagonizaron la exitosa novela Malparida, y durante su realización arreciaron rumores de un encuentro clandestino que habría puesto en jaque a la pareja del actor y Brenda Gandini. Aquello fue desmentido en su momento y el episodio se olvidó. Luciano Castro -y el propio Heredia también- compartió las grabaciones de Los ricos no piden permiso con Juanita, completando así diversas ocasiones en que ambos coincidieron laboralmente con la hija de Marcela Tinayre. Al armarse el elenco de la obra de teatro para Mar del Plata, el nombre de Juana Viale fue mencionado para completar el grupo, lo que hubiese completado una fórmula perfecta, porque Luciano Cáceres -el tercer actor de la obra- viene de protagonizar un romance con Viale durante el último verano. Así entonces eran tres las parejas que se subirían al escenario para alimentar la atención de verlos a todos juntos en un escenario. Pero aquello fue imposible por la drástica decisión de Sabrina Rojas y Brenda Gandini de tener lo más lejos posible de sus maridos a la picante Juanita, quien lleva mucho tiempo sin blanquear una relación estable y a su vez se ha auto calificado en alguna ocasión, durante la realización de un reportaje, como “hombreriega”, un neologismo que apunta a una versión similar al vetusto término “mujeriego” pero al revés.

Las amigas en cuestión, Gandini y Rojas, ven en Juanita Viale un peligro latente ante eventuales tentaciones sentimentales que puedan romper la armonía de sus familias, y por eso -y en base a la experiencia anterior- no quieren saber nada con la posibilidad de que los galanes compartan trabajos con ella. Aunque forma parte de charlas privadas del grupo de amigos, el odio manifiesto de ambas con la heredera del clan Tinayre Legrand impidió que ésta sea convocada para la obra teatral del verano, y a su vez provoca el decreto marital en sus parejas de no compartir nunca más un set de grabación ni un escenario con la temida Juana. Creer o reventar.