Argentina | Hernán Drago | Guido Kaczka | Bienvenidos a bordo

Guido Kaczka se burló del disfraz de Hernán Drago en Bienvenidos a bordo

Hernán Drago participó este miércoles en Bienvenidos a bordo con un sorprendente atuendo que causó la burla de Guido Kaczka

Como ya es costumbre, Hernán Drago participa en Bienvenidos a bordo para entretener a los televidentes del programa de juegos. Esta vez, el modelo se vistió de mujer para realizar un performance al mejor estilo de Valeria Lynch y causó la risa del conductor, Guido Kaczka. Hernán se subió a la pista para interpretar el clásico de la cantante "Qué ganas de no verte nunca más". “Es Drago. Está parecido”, comentó Kaczka.

Viendo el espectáculo, el conductor se mostró sorprendido con el look del modelo y dijo: “Es Pía Slapka”. Mientras detallaba: “No tiene nada de labio, me doy cuenta, ahora que se lo resalta”, comentaba Guido. Además se fijó: “ahora me parece que veo ahí en la pierna, en la derecha, que está cortado. Se quiso depilar. Se quiso depilar. Te depilaste Drago. En serio. Te cortaste depilándote. Mirá, Drago le puso todo”.

En búsqueda de parecido, Guido también señaló: “No, sí, sí, eso te crece de vuelta. No, mirá quién es. Es Liza Minelli. Ahí es de nuevo Valeria”, Y volvió: “Es Denise Dumas”. “Mirá, Jimena Cyrulnik”, cerró Guido antes de seguir con los participantes.

¡Hernán Drago se transformó en Valeria Lynch!

Tamara Bello participó este miércoles en uno de los nuevos juegos de Bienvenidos a bordo y protagonizó un incómodo momento. El desafío consistía en que dos famosos meneen su cadera lo más rápido posible por un determinado período de tiempo, mientras un contador acumula puntos. Esta vez se enfrentaron Adabel Guerrero y Tamara.

“Ya sabés, cuanto más movés más puntos”, le aclaró Guido Kaczka a Bello quien comenzó totalmente entusiasmada. Sin embargo, su look, le jugó una mala pasada. Su vestido corto comenzó a bambolearse a los lados y tuvo una consecuencia: “Se me rompió, Guido. Tanto menear se me abrió el vestido, ¿podés creer? ”, dijo mientras le enseñaba a Guido cómo quedaron las costuras.

Es increíble, porque en esos vestidos nunca sabés cuándo está roto y cuándo es diseño. Todo le queda espléndido a Tamara Bella”, dijo Kaczka mientras Bello siguió como si nada.