Medios | Gran Premio de la Cocina | Carina Zampini | Participante

El Gran Premio de la Cocina: dos nuevos eliminados

Este viernes hubo una nueva gala de eliminación en El Gran Premio de la Cocina: dos concursantes tuvieron que decir adiós a la competencia.

Durante la jornada de este viernes se vivió una nueva gala de eliminación en El Gran Premio de la Cocina, el certamen culinario transmitido por la pantalla de El Trece y conducido por Carina Zampini. En esta oportunidad, dos participantes tuvieron que decir adiós a las cocinas del ciclo.

Los concursantes Facundo y Ronnie Arias fueron los que no cumplieron con las expectativas del jurado, no lograron seguir en El Gran Premio de la Cocina. La conductora Carina Zampini fue la encargada de despedir a cada participante del programa culinario:

Embed

Facundo, en su despedida, dijo que estaba super feliz, no se va enojado y más bien está agradecido con la producción. Por su parte, Ronnie Arias dijo que El Gran Premio de la Cocina se convirtió en un regreso a la televisión, luego de 11 años fuera del aire, y eso lo agradecía mucho. Vale la pena destacar que tan solo quedan 4 concursantes que siguen en competencia.

El llanto de Adabel

Durante la jornada de este miércoles, la participante de El Gran Premio de la Cocina, Adabel Guerrero, se quebró al hablar del fallecimiento de su madre. En una conversación con la conductora del ciclo, Carina Zampini, se quebró.

En su conversación con Carina Zampini, la participante de El Gran Premio de la Cocina, Adabel Guerrero, comenzó diciendo: “Yo a los 19 años tuve un episodio que dejé de bailar casi un año. Fue el año más duro de mi vida, porque fue cuando falleció mi mamá”.

Luego, la bailarina se sinceró, sin poder evitar las lágrimas: “Para mí fue bastante duro, a mí me dolió mucho que mi mamá no vea el crecimiento que fui teniendo, pero siempre me dolieron los estrenos, las obras más importantes en las que he estado, cuando termina el show y en el camarín uno quiere el abrazo de que te digan bien, te salió bárbaro. No tenerla a ella siempre me costó un montón”.