El actor venezolano Fernando Carrillo tiene un hijo de 9 años, por el cual tiene una disputa legal desde hace bastante tiempo con la madre del niño, Margiolis Ramos

Según relató el actor, la decisión la tomó "por el bienestar" del pequeño, ya que según él la madre lo usa: "Lo están utilizando al niño para este show. Y yo hoy mismo lo termino", sentenció.

Carrillo brindó una entrevista exclusiva para el programa de televisión mexicano De primera mano, y señaló: "Lamentablemente el único lastimado es el niño y su mamá está utilizando todo esto para tener 15 minutos de fama, para salir en televisión, para hablar mal de mí. Ya fuimos al juzgado y ¿sabes lo que le dijo la jueza? Dijo 'da gracias a Dios que tienes un papá responsable, porque hay muchos que pasan por esta corte que no le dan nada a sus niños'".

"Ella ha querido utilizar todo eso para desprestigiarme, me ha hecho mucho daño, pero la opinión pública siempre es sabia y siempre sabe quién es quién", sentenció.

"Yo soy un gran padrey lo voy a seguir siendo siempre pero he decidido, y se lo dije a la jueza, […] yo voy a renunciar a mi hijo porque no se vale que se esté ensañando con el niño", dijo. "Voy a renunciar a mi hijo hasta que él tenga mayoría de edad.Le voy a seguir mandando dinero mensualmente, pero él debería estar ahorita conmigo, en el verano, y no lo está. Entonces, es toda una manipulación... ¿Y sabes qué? Él está con su mamá, los niños pertenecen a las madres, yo no voy a ponerme a discutir que tiene que estar conmigo... porque él ahorita no entiende eso. Pero él más adelante verá el gran padre que soy y va a querer venir a vivir conmigo".

A su vez, Carrillo manifestó que siempre pasa la manutención a su niño y quela madre de su hijo "inicialmente quiso abortar" su embarazo.

Carrillo la había acusado de instalarse en los Estados Unidos para aprovecharse de los "beneficios" de tener un hijo con residencia estadounidense. Además, acusó a la madre de su hijo demalgastar el dinero que le enviaba para el sustento del pequeño, a lo que Ramos añadió: "Los 1.200 que bajaste a 600 y luego a nada los gasto en la educación de tu hijo", se defendió ella.