Carmen Barbieri | Confrontados | Federico Bal

Carmen Barbieri: "Barbie fue lo peor que le pasó a mi hijo"

La capocómica estuvo de invitada en Confrontados, y habló de todo.

Carmen Barbieri estuvo de invitada en el piso de Confrontados, el programa que conducen Rodrigo Lussich y Carla Conte a las 14.15, por El Nueve.

Carmen se despachó con todo, y no se quedó callada con ningún tema.

Arrancó hablando del romance de Federico, su hijo, y Laurita Fernández, y del rumor de que iba a ser abuela: "Me dijeron que no iba a ser abuela, pero me encantaría. Me gusta Laurita. Me gustan todas las mujeres que a él le hagan bien". Y despachó con algo insólito: "A Laurita le regalo tazas, tangas, vestidos".

Después, la capocómica habló de la sentencia que le dio la justicia, por el juicio con Natividad. "La probation es por un año y seis meses. Cocino para 190 hombres; lo que más me dolió fue ver tanta hambre, había una cola inmensa de gente. También fui a la villa 31, tengo la tarea de entregar comida y ropa allí, me trataron excelente. Fue genial cuando entré ahí, me sentí feliz. Lamento haberlo hecho por el juicio, obligada, porque de verdad que lo hago de corazón, lo tendría que haber hecho antes. En el comedor de Margarita Barrientos tengo que donar dinero. Natividad no trabajaba para mí, era mi amiga, aunque ella dijo que no. Teníamos tres cheques que no sabíamos quiénes lo tenían, nosotros lo denunciamos por extravío, por eso creo que fue un error del banco llevar presa a Natividad. Yo creo en la justicia divina. Si tengo que limpiar voy a hacerlo. No estaba asustada de ir presa, pero me daba duda. Me dieron cuatro años de cárcel, es mucho", señaló Barbieri.

Carmen no reparó en hablar de sus amores. Primero se refirió a Santiago Bal, su ex marido, y las deudas que le quedaron luego de separarse: "Sigo bancando por parte a Santiago. Por otra parte está Federico. El resto de la familia no aporta un peso, pero no quiero nombrarlo. Con el tiempo, te das cuenta dónde va a parar el dinero. Fui confiada, una 'vaca echada'. Todo lo que era dinero y papeles lo manejaba mi ex marido, mi representante y mi contador. Yo estaba cómoda, segura, confiaba en ellos. Fui desprolija, y estoy pagando por mi desprolijidad". También habló de la salud de su ex: "Santiago no se muere de caprichoso. Los médicos le dieron 4 horas de vida, a Fede le dieron todas las pertenencias. Me fui a las 3 de la mañana a verlo y le hablé. Yo le pedí que haga un último esfuerzo, porque Federico está desesperado. Me fui y al otro día estaba bárbaro".

Carmen recordó a Jorge Porcel, y la relación que tuvo con él: "Porcel me dejó por Luisa Albinoni. Jorge era tremendo. Tuvo muchas mujeres. Con ella estuvo 6 años, conmigo 4, competíamos por él".

En cuanto a su presente, Carmen aseguró: "No me enamoré nunca más después de Santiago. Me gustaría, pero no tengo tiempo para nada. Trabajo y cumplo con mis obligaciones. Debería tener humor, y no tener nada de Santiago. Me gustaría que fuera más joven que yo, pero no como mi hijo".

Después habló de su paso por el Bailando: "Showmatch se extraña porque me dio mucho, era mi segundo hogar; siempre me sentía muy feliz. Pero la exigencia de la danza es mucha. Como jurado estás más tranquila. No estoy enojada con ellos, pero no me gustó que me echaran de la obra, porque renuncié al programa; hacía un mes que estábamos ensayando. Después volví, nos abrazamos con el chato. No se si me volverían a llamar, cumplí un ciclo. Moria juega muy bien el juego, por eso sigue. Nunca vi nada extraño en el programa, nunca me dijeron que vote a alguien particular. No todos saben jugar el juego de Showmatch. Cuando me fui era porque estaba cansada de jugarlo. Ya no quería. No me iba a sentir cómoda; no estaba bien".

"El personaje de 'La bomba' tucumana está muy bien, hecho, pelea, llora; ella es una gran mujer. Igual el público no es tonto. Ella es una mujer que lucha por su hijo. Si se dirige bien, podría haber un stand up muy gracioso", sostuvo.

También habló de su hijo, Federico Bal: "No me esperaba un hijo tan mediático, porque eso siempre me lo criticaba a mí. Para estar en el Bailando tenés que estar un poco picante."

Pero sin duda, la frase más fuerte, fue cuando Carmen se refirió a la relación que tuvo Federico con Barbie Vélez, y el duro momento que pasaron en familia, luego de la denuncia cruzada entre ambos jóvenes: "No me arrepiento de haber trabajado con Nazarena. No puedo hablar mucho de ella, , aunque me gustaría hablar libremente. Entre nosotras no hay nada más que decir, no me sentaría a hablar con ella. Cuando le dijeron a Fede asesino, lo mataron. El año pasado fue el más triste para Fede, por lo que pasó con Barbie (Vélez). Barbie fue lo peor que le pasó a mi hijo".

Por último, habló de cómo será el verano para ella: "Con Santiago este verano vamos a hacer una gran revista, la revista del año. Quizás también venga Federico. Están hablando con Polino y con Archimó. Me gutaría Moria y Luisa Albinoni. Beto César ya no es de la familia".