Argentina | Susana Giménez | Giménez | Covid-19

Susana Giménez: Así pasó la primera noche en terapia

Desde el sanatorio Cantegril de Uruguay la asistente de Susana Giménez dio cuenta de la salud de la conductora

La conductora Susana Giménez quien fue recluida en el sanatorio Cantegril de Punta del Este tras contagiarse de Covid-19 y que empeorara su cuadro de situación, fue trasladada ayer a la tarde a terapia intermedia. Desde el centro asistencial, Dolores Mayol, quien es la asistente de Giménez, explicó cómo ha evolucionado la conductora argentina: “Su evolución es positiva. Está con muy buenos parámetros, oxigenando un 99%. Aunque le cuesta un poco descansar bien porque le molesta la mascarilla”, aseguró Mayol.

Recordemos que el pasado 9 de junio la propia Susana Giménez envió un voice al periodista Luis Novaresio para informar que se había contagiado de Covid-19: ”Tengo un dolor de cuerpo horrible. No puedo hablar”, llegó a comentar. No obstante, destacó que estaba “saturando muy bien de oxígeno”.

Poco después, Susana Giménez comenzó a presentar mucha tos, que luego devino en una neumonía producto del Covid-19, por lo que debió ser trasladada al sanatorio Cantegril, donde recibió oxigeno. En la tarde de ayer fue trasladada a una sala de terapia intermedia. Así lo informó Dolores Mayol: “El cambio es parte del tratamiento para estabilizar el oxígeno. Hasta ahora, todo lo que se está haciendo se ubica dentro del cuadro esperable de la enfermedad. Todavía no satura del todo bien”.

Susana Giménez, internada en terapia intermedia con Covid: qué dicen los médicos

Las primeras horas de internación de Susana Giménez en el sanatorio Cantegril, la familia de la presentadora guardó silencio, pero poco después la asistente de Giménez, Dolores Mayol, fue la encargada de informar los partes médicos para dar cuenta de la salud de la presentadora.

Asimismo, a través de un video en las redes sociales, el músico Patricio Giménez, hermano de la conductora Susana Giménez explicó cómo se encuentra su hermana: “Susana está bien. Es normal que entre el día seis y el ocho sean los días donde la tos molesta más. Están haciendo los estudios que le tienen que hacer. Está súper cuidada, así que quédense tranquilos. Entiendo que la gente quiere saber cómo está Susana. Le agradezco al periodismo la preocupación, pero pido por favor que no me llamen o me manden tantos mensajes. (Al teléfono) lo tengo que dejar abierto para los médicos, para mi familia”. Finalizó.