El escándalo del vestido de Sol Pérez continúa y ya se transformó en una guerra personal entre la panelista y los asesores de moda que integran el programa de La Jaula de la Moda (Ciudad Megazine).

La relación entre Sol y Medina Flores, Martín Caprarola y su conductor Horacio Cabak no es buena porque los asesores de imagen cada vez que pueden destrozan a Sol y le dicen pestes, pero después del incidente de los Martín Fierro de cable todo se recrudeció.

Para hablar de lo mal que se sintió en la entrega de premios Sol, visitó Intrusos (América TV) y descargó toda su furia contra el programa de moda:

''Yo jamás me di cuenta que me corrió el vestido, pero es grave y él me pidió disculpas y yo le creí, pero después se sienta en un programa de la tarde a reírse y pide que paren el video en donde se me ve todo, entonces ahí dije no fue sin querer’’.

''Ellos son unos caraduras porque te dicen que sos una groncha y después vienen y te piden disculpas. Yo jamás dije nada agresivo, ellos me dijeron groncha, que mi Instagram es una carnicería, pero no dicen que el de Nicole Neumann es una carnicería’’.

''Al principio me lo tomaba como parte del show, pero después fueron muy agresivos’’; aseguró Sol, y agregó que en una oportunidad Horacio Cabak, el conductor del programa dijo que ella estaba vestida como para ir a un albergue transitorio.

Sol aseguró que tenía ganas de ganar para subir al escenario y decir que ojalá terminen esos programas que hacen bullying, en la televisión: ''yo ya estoy acostumbrada qué me digan groncha, y todas las cosas tremendas que me dicen, pero hay nenas que están creciendo y que todo lo que ellos dicen son bombas’’.

''Yo quiero ser yo, ellos no entienden que a mi no me importa lo que piensen’’.

Luego en un móvil Sol se cruzó con Paz Cornú, porque según la ex chica del clima le pidió un vestido pero Paz se negó. La diseñadora y la mediática comenzaron con una serie de reclamos e insultos.

Paz expresó que el tajo del vestido de Sol era demasiado, y Sol la acusó de tarada que busca seguidores a costa de criticarla.

Embed