Argentina | Rodríguez Larreta | Larreta | vacunas

Horacio Rodríguez Larreta negocia vacunas con Estados Unidos

El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta se reunió con la encargada de negocios de Estados Unidos MaryKay Carlson para gestionar vacunas contra el Covid

El día de hoy el jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta se reunión con la encargada de Negocios de Estados Unidos, MaryKay Carlson, y le planteó la posibilidad de que la administración de Joe Biden haga posible la obtención de vacunas para prevenir el virus Covid 19. Larreta busca que a través de La Casa Blanca, su administración reciba dosis de las vacunas AstraZeneca, Johnson, Pfizer o Moderna.

Del encuentro con la encargada de negocios de Los Estados Unidos MaryKay Carlson, además de Horacio Rodríguez Larreta, participaron Fernando Straface, secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad, y James O´Mealia, consejero político interino, y James Michael Saxton Ruiz, consejero de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

En las últimas horas se conoció que el presidente de Los Estados Unidos Joe Biden, estudia la posibilidad de ceder o autorizar la venta de unas 60 millones de vacunas, para palear la crisis sanitaria que aqueja a varios países del mundo. Esta decisión de La Casa Blanca, además de ser humanitaria, es considerada estratégica, para competir con la ya conocida "Diplomacia de Vacuna" que aplican tanto China como Rusia.

Pero Horacio Rodríguez Larreta no es el único haciendo este tipo de gestiones con Estados Unidos, pues hace poco la ministra de salud de la nación Carla Vizzotti, ya se reunión con la encargada de negocios norteamericana MaryKay Carlson. Dicha reunión ocurrió hace una semana, y de deslizó que próximamente Biden podría enviar vacunas a la Argentina en los próximos meses.

Entre tanto, todo parece indicar que la prioridad la tendría el gobierno Nacional, por lo que no está claro si La Casa Blanca abriría una canal paralelo con otras instituciones como el gobierno de la Ciudad autónoma de Buenos Aires. Si finalmente Washington abre la mano, Argentina podría recibir millones de dosis que no se utilizan en los Estados Unidos.