Medios | Robertito Funes | Sobredosis | Programa

Robertito Funes reveló por qué renunció a Sobredosis de TV

El periodista y presentador Robertito Funes reveló por qué renunció al ciclo de C5N, Sobredosis de TV. "Se volvió muy político y eso me incomodó".

Hace un tiempo fue noticia que Robertito Funes renunciaba al ciclo Sobredosis de TV, de C5N, y en ese momento no dio mayores detalles de su salida. Ahora, en una reciente entrevista radial, el periodista reveló la verdadera razón de su salida del programa.

En una declaración brindada a Catalina Dugli en Agarrate Catalina, transmitido por La Once Diez, Robertito Funes destacó: “Cuando yo percibí que el programa iba por otro rumbo, no el del humor, no el de la ironía, dije chau”, expresó.

En este sentido, indicó: "Lo que me pasó en Sobredosis es muy simple, había un grupo de gente muy militante, muy marcado en su pensamiento. Para mi fueron cuatro años muy lindos. Al principio era un programa de archivos, con un toque político, y después se volvió muy político, y eso me incomodó”.

Pese a esto, Robertito Funes halagó a su reemplazo: la Negra Vernaci. Desde su punto de vista, le dio al programa el toque que necesitaba: “Creo que la Negra le vino bárbaro al ciclo para recuperar eso que la gente necesita tanto. Además, las mediciones cuando ella llegó fueron increíbles, como en las mejores épocas de ‘Sobredosis’”.

¿Qué hace Robertito Funes actualmente?

Alejado de la política, por ahora, Robertito Funes está con la conducción de ¿Quién sabe más de Argentina?, el programa transmitido por la TV Pública. Además, participa todos los domingos en el ciclo satélite de MasterChef Celebrity 2, emitido por Telefe.

La caída

Todo se dio cuando Funes le preguntó a un participante, que es médico, qué se debe hacer si a una persona le baja la presión. Entonces el joven explicó que: “tomar agua y comer algo salado” o "sentarse en una silla con las piernas extendidas”. “De aquí a que pida y me traigan algo salado van a pasar cuatro semanas”, bromeó Funes, fue allí cuando pidió una silla para realizar la descripción de lo dicho.

Lo que no se imaginó Robertito es que la silla de plástico terminaría rompiéndose. En el primer intento, el respaldo de la silla se rompió y el conductor se asustó: “¡Ay, Roberto, qué difícil todo!”, decía la locutora. “Yo les pido disculpas, esto no estaba preparado... Después vamos a la pausa luego de este momento bochornoso”, dijo con humor. “¡Gracias doctor, prefiero que me siga subiendo la presión porque de esta vergüenza no se salva nadie!”, agregó.

Embed