Argentina | Pía Slapka | Podemos Hablar | mamá

El profundo relato de Pía Slapka sobre su infancia

Durante su paso por "PH, Podemos Hablar", Pía Slapka contó los duros momentos que marcaron su niñez.

Pía Slapka fue una de las invitadas de la última emisión de PH, Podemos Hablar, ciclo en el que se emocionó hasta las lágrimas al referirse a su infancia.

Cuando Andy Kusnetzoff pidió a sus invitados que dieran un paso al frente aquellos que en algún momento de su vida habían pasaron hambre, inesperadamente la modelo se adelantó al igual que Lizy Tagliani y Dani la Chepi.

"Cuando se hablan de estos temas es como que a mí automáticamente me sale llorar porque son heridas que quedan más allá de que uno después evoluciona y trabaja. En mi caso tengo recuerdos muy muy profundos de abrir la heladera de mi casa y que no haya nada, que esté vacía", comenzó diciendo Pía Slapka.

La profunda revelación de Pía Slapka sobre su infancia
La profunda revelación de Pía Slapka sobre su infancia

La profunda revelación de Pía Slapka sobre su infancia

Y luego profundizó: "Tengo recuerdos de ir al colegio y volver a mi casa diciéndole a mis amigas que me había olvidado el almuerzo. Y nada, agarraba lo que había. Era raro porque tampoco es que vivía en una casa que decís 'en esta casa no hay comida'".

"Fueron varios años de estar mal. Mis papás estaban juntos pero separados o sea vivían en la casa separados y yo me imagino, porque ya no vive ninguno de los dos, que la mala relación entre ellos hizo que se desatendieran un montón de cuestiones de mi casa, una de ellas la alimentación", continuó con su relato a fondo la invitada de PH, Podemos Hablar.

Para luego referirse a su situación actual: "Obviamente hubo falta de ingresos en muchos momentos... Lloro porque evidentemente son heridas que quedan, que gracias a Dios hoy con mucho trabajo y esfuerzo mi realidad es totalmente distinta. Hoy que soy mamá me doy cuenta, la atención que los niños necesitan. Necesitan que te maternen, que te paternen, que te den cariño...".

"Por supuesto que la comida es fundamental pero digo, la falta de comida en mi caso en particular, era una falta de desatención en un punto. Gracias a mi profesión salí adelante sola. Le dije a mamá que tenía que salir de esa situación y gracias a mi trabajo nos separamos, digo porque gracias a eso mi mamá pudo salir de esa casa", contó Pía Slapka agradecida con las oportunidades que le ha brindado su carrera.

Embed