En Pasapalabra (El Trece) se vivió un difícil momento que rozó lo vulgar cuando Analía Franchin al responder una pregunta que tenía que ver con la época en donde la hembra animal acepta al macho respondió correctamente celo, pero a partir de ahí, el programa derrapó.

El conductor del programa no tuvo mejor idea que preguntarle a Franchin si ella era celosa, a lo que la periodista comentó que sí, pero ahora no tanto como antes, y ahí contó una anécdota que dejó boquiabierto a todos:

''He hecho disparates por celos, que no se pueden contar al aire, hago una investigación corporal’’.

Franchin no quería dar más datos pero Noelia Marzol le insistió: ''¿Olés, probas?’’.

La panelista respondió afirmativamente y dijo que también hacía cosas profundas: ''El problema es que si después de todo un día de trabajo en las partes íntimas tenés olor a limpito a jabón, no es normal’’.

Para dar más detalles Franchin dijo que si el hombre iba al gimnasio el olor era diferente, además explicó que era tan experta con el tema de los olores que podía llegar a identificar el olor a látex:

''Si tenés muy afilada la nariz, podes hasta oler vestigios de látex’’; horrorizado Iván de Pineda dio por terminada la charla y pasó al siguiente juego.

Embed

Aparecen en esta nota: