Lo Ultimo | Oscar Ruggeri | Cande Ruggeri | Familia

Oscar Ruggeri y una gran pérdida en su familia

El ex jugador de fútbol comentó que no está bien desde que sucedió algo en su casa. ¿Qué pasó en lo de Oscar Ruggeri?

Todas las familias suelen vivir altibajos en su vida extensa. Sin embargo, cuando una personalidad reconocida como Oscar Ruggeri sufre en primera persona una pérdida, la angustia se multiplica por cada uno de los seguidores que lo alentaron desde que ayudó a que Argentina saliera campeón en México '86. En las últimas horas, "El Cabezón" reveló que está muy impactado por un acontecimiento familiar.

image.png

Oscar Ruggeri abrió su corazón en diálogo con su colega El Pollo Sebastián Vignolo, quien lo abardó y le fue directo al grano, sabiendo por lo que estaba pasando. A modo de confesionario, Oscar Ruggeri comentó qué le estaba pasando y por qué estaba tan afectado. Si bien es algo que suele suceder en muchos matrimonios de larga data, como es el caso del suyo con Nancy, quienes están juntos hace 33 años.

La familia de Oscar Ruggeri

image.png
Cande Ruggeri es la más famosa de sus hijas. Federica, la más chica, tiene 25 años y se fue a vivir sola.

Cande Ruggeri es la más famosa de sus hijas. Federica, la más chica, tiene 25 años y se fue a vivir sola.

El campeón y hoy periodista deportivo Oscar Ruggeri se casó con Nancy en 1988 y están juntos desde entonces. Lograron construir una hermosa familia con su hija Candela (quien es modelo y usa su nombre "Cande Ruggeri" en los medios), Stephan, Diana y Federica. Y sobre esta última hubo algo que cambió hace poco y eso es lo que lo tiene mal. "Es un tema, nos quedamos solos. Se fue la más chiquita a vivir sola", comenzó diciendo Oscar Ruggeri. Su hija Federica decidió armar las valijas y emprender una nueva etapa viviendo lejos de la casa de sus padres. Ya ahora, todas viven fuera de casa y Nancy y Ruggeri están solos.

El padre de Cande Ruggeri parece estar conmovido por el "síndrome del nido vacío" y así se lo hizo saber a Sebastián Vignolo: "te levantabas a la mañana, y andábamos caminando, y cruzaba, venía, saludaba, desayunábamos, comíamos. Voy para las piezas y están solas las camas", reflexionó visiblemente afectado por esta pérdida. ¡Arriba, Cabezón!