Argentina | Nacha Guevara | Podemos Hablar | padre

Nacha Guevara reveló la peculiar petición que le hizo a su padre cuando lo conoció a los 46 años

Invitada a "PH, Podemos Hablar", Nacha Guevara dio detalles de cómo fue el encuentro con su padre, quien nunca la buscó después que se separó de su madre.

Nacha Guevara tuvo una niñez muy dura marcada por la severidad de su madre y la ausencia de su padre, a quien conoció cuando ya era una mujer de 46 años de edad.

Sobre aquel inolvidable encuentro con su procreador dio detalles la intérprete de Mi ciudad en la última emisión de Ph, Podemos Hablar.

"Nací en una familia muy humilde y completamente disfuncional. No conocí a mi padre hasta los 46 años. Mis padres se separaron cuando yo tenía 6 meses”, comenzó relatando Nacha Guevara.

Nacha Guevara reveló la peculiar petición que le hizo a su padre cuando lo conoció a los 46 años
Nacha Guevara reveló la peculiar petición que le hizo a su padre cuando lo conoció a los 46 años

Nacha Guevara reveló la peculiar petición que le hizo a su padre cuando lo conoció a los 46 años

Posteriormente, la cantante rememoró un doloroso momento que vivió con su padre cuando era una niña y la marcó para toda la vida: "Un día él pasó por la ventana, mi madre le dijo '¿querés conocerla?'. A mí el corazón me hizo… Y él dijo que ‘no, total no me conoce’. Eso es una herida que determina muchas cosas de la vida, sobre todo con el mundo masculino, con la autoridad".

Con la atención de los demás invitados y del conductor de PH, Podemos Hablar sobre ella, Nacha Guevara contó cómo se produjo el encuentro con su padre.

"Cuando volví del exilio hice una gira en Mar del Plata, él vivía en Mar del Plata. Un lunes, yo me desperté con fiebre y me di cuenta que era porque yo estaba enojada con él y tenía que conocerlo ese día. Y fui. Mi hermana me acompañó hasta la puerta. Entré a un lugar abandonado, sucio, feo y desagradable. Ahí le dije todo lo que no había dicho", detalló la cantante.

Y agregó: "No lo afectó ni lo desafectó. Pero hizo una tarea de padre acelerada. Le pedí que me tuviera a upa, que me llevara a comprar un helado y que me llevara a la plaza. Lo hizo con total indiferencia. Esta relación terminó el domingo posterior, cuando cambió de nombre el departamento para que yo no vaya a usurparlo. Ahí terminó todo".