Hace unos meses Mirtha Legrand comentó al aire que se había reunido con la gerencia de El Trece y le habían ofrecido para el 2020 hacer un magazine diario en el horario que actualmente se emite El Diario de Mariana, a partir de ese momento en el que la conductora habló de más, las cosas no fueron las mismas para Mirtha ya que la relación con el canal quedó tensa y por ende este año no hará la clásica temporada de verano desde Mar del Plata.

Pero, la molestia que ocasionó Mirtha no solo fue para el canal, sino que también varios productores y panelistas del programa como Marina Calabró se sintieron disgustados con la conductora de los Almuerzos por haber sido indiscreta y no haberse puesto en los zapatos del otro, sabiendo que si el programa de Mariana Fabbiani termina mucha gente quedará sin trabajo.

Debido a que La Chiqui no pudo mantener la boca cerrada y reveló las negociaciones, al canal no le quedó otra que comunicar que el programa de Mariana Fabbiani terminaba a fin de año, y por ese motivo Fabbiani, que en ese momento no habló al respecto, se enojó y con razón.

Pasado los días, y hablando de la gala de los 27 años de revista Caras a la que asistió Mariana y otras figuras, la conductora se refirió a su encuentro con Mirtha Legrand:

''Con Mirtha charlamos, nosotras ya habíamos hablado en privado también, está muy apenada por lo que pasó, yo tengo una relación muy especial con Mirtha, en aquel momento hablamos por teléfono y después nos habíamos encontrado en el cumpleaños de Oscar Martínez’’.

Luego Mariana comentó que el tema salió naturalmente: ''Más allá de la charla que tuve que es privada, si pudimos hablar y ella contarme desde su lugar lo que le había pasado y hacer una autocrítica y pedir las disculpas correspondientes’’.

Fabbiani reveló que Mirtha estaba muy mortificada y arrepentida por lo sucedido:

''Ella me pidió disculpas por el error de haber contado algo que no tenía que contar, no hubo una mala intención, yo también pude ser frontal con ella, porque cuando me pasa algo lo digo y ella supo escuchar también, así que ayer ya estaba bastante digerido’’.

Marina Calabró, quien fue una de las que se sintió muy dolida con la actitud que tuvo Mirtha le preguntó a Mariana si era verdad que le costó atender a Mirtha:

Sin poder evitar reírse Fabbiani respondió: ''Con los años entiendo que uno tiene que hablar en el momento indicado, y cuando uno está muy enojado no hay que hablar porque las cosas que se dicen a veces están de más, entonces hay que encontrar el momento para hablar con honestidad. Trato siempre de no reaccionar en caliente’’.

A pesar del enojo que ya fue superado, Mariana contó que tiene una relación muy cercana con Mirtha desde hace años, ya que la historia de su abuelo tuvo mucho que ver con Legrand y la de ella misma también.

''Hay una historia detrás y un gran cariño que va más allá de todo, y obviamente con la gente que uno tiene cariño y estima también se le tiene más paciencia con algunas cosas’’.