Luciana Salazar estuvo en el programa de Luis Novaresio en América 24 y volvió a sorprender con sus declaraciones, realizadas directamente con el entorno de la política.

"Me defino como actriz, es en lo que me preparé y estudié. Siento que soy una influencer política.Es algo que la gente recién ahora está conociendo de mí, pero los que están en mi entorno, que me conocen, saben que la política me gustó de siempre. Es mi tema central en todas las charlas, en las reuniones, me encanta", señaló Luciana.

"No me imaginé el impacto que iba a tener. Lo empecé a hacer como un hobby, pero me empezaron a seguir líderes mundiales, economistas internacionales. Estoy tan sorprendida como todo el resto. Me están escuchando", dijo Salazar en cuanto a sus sorpresivos mensajes en twitter.

"Yo creo que Mauricio Macri estuvo muy manejado por Marcos, Peña, fue un títere de Marcos Peña, creo que el país lo gobernó Peña. Cuando Macri comenzó a escuchar más a Pichetto o a Negri subió la popularidad y por eso subió ese piso que llegó al 40%. Ahí comenzó a funcionar mejor. Igualmente hizo un muy mal gobierno, la economía falló en todo sentido, la macroeconomía también. Era casi imposible ser reelecto con estos números con los que dejó el país. Fue un fracaso. Pero si hubiera escuchado a gente más idónea, que realmente sabe de política, le hubiera ido mejor", declaró ante la sorpresa de Novaresio.

"Néstor Kirchner fue el mejor presidente que tuvo la Argentinadesde la vuelta de la democracia", sentenció Salazar, y del oficialismo destacó a María Eugenia Vidal, de quien señaló que le parece "muy honesta", y a Horacio Rodríguez Larreta: "Me gusta mucho lo que está haciendo en la ciudad. Aparte lo conozco y sé que es un laburador".

Sorprendida y a la vez resignada a que desconfíen de ella y de sus fuentes por el solo hecho de ser Luciana Salazaragegó: "Me siento respetada por la gente que me conoce. Siempre la gente va a comprar lo que quiere comprar. Por más de que me muestre capaz, si me quieren ver incapaz me van a ver así. Eso es muy difícil de cambiar. Estoy muy contenta conmigo misma".

Sobre el final de la entrevista, Salazar sorprendió con un sueño político: "La vida está para sorprender, no descarto ser presidenta. ¿Por qué no? Ojalá. Yo estoy vinculada con esto, me gusta. Capaz que el día de mañana me puedo capacitar, puedo aprender más y... ¿quién te dice?".

Embed