José María Listorti |

Listorti confesó cuál fue la nota que siempre odio hacer en Videomatch

José María Listorti contó la nota que siempre odio hacer en VideoMatch, que obviamente Tinelli siempre le pedía.

Desde su casa del barrio de Devoto, José María Listorti habló con el programa radial Últimos cartuchos, que conduce Migue Granados, a quien conoce desde niño.

El conductor de Hay que ver (El Nueve), habló de cómo era integrar esa banda de humoristas que realizaban notas y cámaras ocultas para VideoMatch y reveló cuál fue la nota que siempre odio hacer.

Durante los 11 años en los que fue parte de VideoMatch, José María tuvo varios clásicos como las cámaras ocultas en las que terminaba desnudo, la del celular y Aquí Calafate, pero hay una nota que el conductor confesó que siempre odio hacer: La del jugo loco, donde popularizó el latiguillo, ''Le gustó o no le gustó’’.

''La notas del jugo loco las odié toda mi vida, me parecía tonta, torpe, básica, me parecía de nene de primaria poniéndole sal a un jugo para que hagan caras, era de preescolar. Y a Marcelo, parece que no sé si a Micaela ó Candelaria, que en ese momento eran chicas, las hacía reír, y me hacía grabar esa nota siempre, y yo sufría. Encima les había gustado que los chinos hagan caras, que son más graciosos, y teníamos que ir a los supermercados del Once’’.

Listorti comentó que era insoportable y no quería grabarlas por eso siempre les sumaba algún comentario o alguna particularidad para divertirse él, y así fue como llegó 'Le gustó o no le gustó’.

''Lo hacía para intentar que se rían de otra cosa, porque para mí la cara de un tipo tomando algo feo no me parecía divertido’’.

Durante la charla el conductor también dijo que a partir de esas cámaras ocultas la gente se tomaba represalias:

''Iba a un restaurant y todo el tiempo me ponían sal al té, y me daban cada porquería para comer. Una vez pedí un té y me lo traen con sal, y yo me di cuenta antes porque le habían puesto mucha y se veía, se lo dije, se fue a traerme otro, y tres veces me trajo el mismo té con sal, hasta que me tuve que ir del lugar’’.

Embed