Lo Ultimo | Horacio Cabak | Verónica Soldato | mujer

La mujer de Horacio Cabak rompió el silencio: "Tiene una doble vida"

Verónica Soldato, la mujer de Horacio Cabak habló sobre el escándalo que las infidelidades que sacude el mundo del espectáculo.

Horacio Cabak está en el ojo de la tormenta esta semana luego de que su mujer de hace 27 años, Verónica Soldato revelara una serie de infidelidades del modelo. Ahora, rompió el silencio y aseguró que "él no quiere reconciliarse, quiere mantener su imagen impecable”. Por otro lado, la mujer sostuvo que a ella “no le interesa hablar con nadie”, y que lo había hecho con Ángel de Brito “porque sabía que la iba a respetar y no quería quedarse mal en casa y él haciendo chistes en la televisión".

"Quise que se supiera todo esto para no quedarme con la angustia. Sino, él se hubiera ido de casa y todos me hubieran preguntado a mi. Es el culpable, el que trajo la basura a la familia y me parece bien que se saque la careta", comenzó diciendo Verónica Soldato.

Horacio Cabak

Luego agregó: "De ninguna manera me voy a arreglar con Cabak. No voy a seguir al lado de alguien que me engañó constantemente, que tiene una doble vida. No voy a andar persiguiendo a alguien para ver si me engaña. Él eligió eso, acá tuvo todo. Yo me valoro. Lo único que me preocupan son los chicos"

Para finalizar, Verónica Soldato confirmó que tiene sospechas del vínculo que Horacio Cabak tuvo con Rocío Oliva: "Él odiaba el tema Maradona, le parecía de cuarta. De repente, empezó a decir en casa que Rocío le caía bien, que era buena mina. Por las actitudes de Horacio, sospechaba. En ese momento no le veía chances pero ahora, atando cabos sí", cerró.

Verónica y Horacio se conocieron en 1994, él era modelo y ella booker, pero no fue el trabajo lo que los acercó sino un amigo en común que los invitó a su casa. Rápidamente empezaron a convivir y luego se enamoraron, según Cabak contó en una entrevista.

Nunca se casaron ni lo sintieron como una necesidad aunque alguna vez ella lo sugirió. Casi una década después de conocerse decidieron sellar su amor con un hijo. El camino no fue fácil, y tras varios meses de búsqueda y de un tratamiento de estimulación ovárica nació Ian, que hoy tiene 18. Al año y medio decidieron que no querían que su hijo se quedara sin hermanos y emprendieron una nueva búsqueda. En agosto del 2005 nacieron los mellizos Alan y Chlóe.