Lo Ultimo | Flor Vigna | actriz | cuarentena

Flor Vigna tiene complicaciones durante su cuarentena

La bailarina y actriz Flor Vigna habló en Instagram sobre los contratiempos domésticos que ha tenido en su departamento durante el aislamiento obligatorio

Flor Vigna lleva su cuarentena en soledad, dentro de su apartamento. Y, aunque ha aprovechado para hacer un proceso de introspección y reflexionar sobre las cosas que han sucedido en su vida, una serie de contratiempos domésticos pusieron en apuros a la actriz.

A través de su cuenta en Instagram, Flor Vigna contó como en su departamento “pasó de todo” y esta serie de complicaciones le hicieron tortuoso el proceso de aislamiento social obligatorio. La ex participante de Combate narró una serie de eventos desafortunados que iniciaron con problemas dentro de su baño.

florvigna1.jpg

“Estos días estuve medio reflexiva, medio bajonera. Y dije: ‘me voy a dar unos días para mí, voy a ir para adentro, me voy a escuchar, un viaje interior, me voy a ir a hippielandia’. Quise ir, pero pasó de todo. Resulta que, primero, se tapó el baño. Pará, pará. Todo da para pensar que cago fuerte, pero no es la única razón por la que se puede tapar una cañería”, inició el relato Flor Vigna.

“Sino que las cañerías se comunican entre la bañera, el inodoro, el bidet, el lavatorio, y si vos perdés mucho pelo, se va trabando ahí”, explicó la bailarina, famosa por sus participaciones en programas como Show Match.

FlorVigna2.jpg

“Encima, en mi hermoso departamento, todo se comunica en una cañería mayor, por lo que todo se involucra en la misma y me terminan cobrando 7800 pesos. Quise volver a conectarme conmigo misma, pero la otra responsable en cortarme el viaje espiritual, además del inodoro, fue mi heladera, Martha, que la bauticé así, que decidió dejar de andar la muy turra”, continuó narrando Flor Vigna.

Para Flor no ha sido fácil lidiar con todos los inconvenientes: “Pensé que era el enchufe, pero la cambié y Martha decidió no funcionar la única semana en la que me propuse escucharme y relajarme. Y este queso, que me salió carísimo, se me pudrió todo por lo que pasó con la heladera”.

Pero, afortunadamente, pudo hallar solución: “Así que vinieron a arreglarla y me arreglé con Martha, ja. Hicimos las pases. Marta, te quiero, tenemos que estar unidas. Te extrañé, pensé que se iba a pudrir todo. Mucha gente me escribió de mercurio retrógado para explicar esto que pasó, pero nadie lo entiende. Todos decimos ‘qué copado eso’, pero ninguno lo entiende, ja. ¿Alguien me lo puede explicar?”, cerró la actriz.

Dejá tu comentario