La actriz estuvo hace unos días en el programa de Susana Giménez, donde confirmó que la causa judicial contra el padre de su hijo Toto sigue en pie. Pero sorprendió que ayer contó que estaba internada, producto de una bacteria que atacó su cuerpo y que estuvo en riesgo su vida. Incluso su pareja, Fabián Mazzei, señaló que estuvo internada en terapia.

Pero Suar salió al cruce de las declaraciones con un comunicado oficial a todos los medios, donde señaló: "Araceli hace un relato errado e incorrecto de lo sucedido a partir del quiebre de nuestra relación. Cumplí con todas y cada una de mis obligaciones. Tengo una conducta responsable y no le debo nada a nadie. Entiendo que no bastan mis afirmaciones para desacreditar sus acusaciones como así tampoco las suyas para descalificarme y difamarme. Este tipo de declaraciones deben tener un sustento real para cobrar validez". Al escrito le agregó datos que -según el productor- comprueban sus dichos.

Pero en el medio del conflicto, quien apareció con un sutil mensaje fue la última mujer de Suar, Griselda Siciliani, madre de su hija Margarita.

De vacaciones con la niña en Playa del Carmen, la actriz subió una historia que parece hacer referencia al escándalo: "Qué bella es la calma que antecede a la tormenta", escribió Griselda, acompañando el texto con una bella postal de su viaje.

siciliani history.jpg

Sin hacer referencia directa, pero subiendo una frase que marca su posición, Siciliani envía un mensaje desde la playa.

Griselda subió después una foto abrazando a Margarita, casi como una alegoría de protegerla frente al conflicto: "Siempre así ... y no importa la tormenta"

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Siempre así ... y no importa la tormenta. . . @paradisusplaya @paradisusbymelia @fplusfc #embraceyournature #fplusfc

Una publicación compartida de Griselda Siciliani (@griseldasiciliani) el