Confrontados |

Una fuerte teoría afirma que la nueva esposa del millonario Costantini le hizo un gualicho "con agua de tanga"

Eduardo Costantini de 71 años se casó con Elina Fernández Fantacci de 30 años y esta boda dividió a la familia que dice que al empresario lo embrujaron.

Este fin de semana se casó Eduardo Costantini de 71 años con su novia Elina Fernández Fantacci de 30 años.

La fiesta se realizó en el piso 10 en el Lounge Luxury del Alvear Palace, a donde asistieron 50 personas.

Pero, esta gran boda esconde una interna en la familia Costantini.

Según contaron en el programa Confrontados (El Nueve), la relación de Constantini con la modelo de 30 años no es bien vista por parte de la familia, y la boda terminó de enfrentarlos.

El empresario, dueño del Museo Malba tiene siete hijos: Mariana, Marite, Soledad, Tomás, y Eduardo de la primera mujer, y Malena y Gonzalo, que son los más chicos de su segunda esposa.

Parte de la familia acusa a Elina de manipular a Costantini, alejarlo de la familia y haberlo influenciado para que despidiera a su secretaria privada por más de 30 años, y a la niñera de sus hijos y empleada de la familia.

La hija menor de Costantini es la que más rechaza la relación y directamente la acusa de caza fortuna y controladora.

Tal es el enfrentamiento que hay en la intimidad de la familia del empresario que muchos no pueden creer que haya caído en las redes de la modelo mendocina, y creen que hay algo de brujería en el medio.

En el programa comentaron que Elina se propuso conocer al empresario ya que era habitué del bar del Malba hasta que lo conoció y lo invitó a tomar un café, y luego se habría conectado con una señora que se dedica a afianzar parejas y con un brujo de la zona de San Martín para que realicen un amarre y afiance la pareja.

Mimi, una de las panelistas del programa explicó cómo se realizan este tipo de embrujos para atrapar a la persona deseada:

Al parecer el hechizo se habría hecho con ‘agua de tanga’ y consiste en lavar una prenda íntima usada, recolectar esa agua y dársela de beber, junto a otra bebida a la persona que se quiere amarrar, en este caso Eduardo Costantini.

constantini y elina.jpg

Embed

Temas