Lo Ultimo | Christian Petersen | Carina Zampini | El Gran Premio de la Cocina

¡Todo mal! El gran premio de la cocina tuvo dos accidentes

Ian y Ana, de los equipos verde y rojo respectivamente, sufrieron distintos percances durante la emisión de este jueves de El gran premio de la cocina.

Ian y Ana, participantes de los equipos verde y rojo de El gran premio de la cocina, respectivamente, tuvieron una entrega accidentada a la hora de presentar su plato al jurado durante la emisión de este jueves de El gran premio de la cocina, que eran seis mini tarteletas de chcolate y naranja.

Cuando se abrió la zona de degustación y se acercó a entregar su plato, a Ian se le cayó una de las tarteletas al piso.

Embed

"Dame una servilleta, no lo puedo creer", expresó Ian, visiblemente ofuscado por lo que le había sucedido.

Y yo no la levanto, queda en el piso", agregó Ian después, en clara referencia a Valentino, cuando usó un alimento que había caído al piso.

"No hace falta que la levantes, ahora nosotros después nos vamos a ocupar, estamos más preocupados por vos que por otra cosa Ian", lo intentó calmar Carina Zampini.

El Gran Premio de la cocina (2).jpg

"Nada, me sentí confiado", se justificó Ian sobre lo que le ocurrió a la hora de servir su plato.

En tanto, Ana sufrió una quemadura con el caramelo. "Entonces por favor salí que te van a atender", le pidió Carina Zampini a Ana luego de que contara lo que le había pasado.

El Gran Premio de la cocina (3).jpg

"Bueno, una entrega muy accidentada tuvimos", reflexionó Zampini.

"Ian, en la cocina y en el deporte nunca se festeja antes de llegar a la meta o a que el jurado come los platos", lo aconsejó Christian Petersen a la hora de comenzar con su devolución, mientras a Ana la atendían por su quemadura.

Christian Petersen se cansó de la actitud de uno de los participantes y lo enfrentó en vivo. Es que esta octava edición de El gran premio de la cocina arrancó con un competidor que no es fácil de conformar. Se trata de El Tano, quien ya demostró, en lo que va del certamen que, cuando un plato que hay que preparar no es de su agrado, su compromiso decae de manera significativa. Y esta actitud colmó la paciencia del jurado, quien se lo hizo saber.

"Tano, ¿qué entendés vos por canelón? Porque es la forma de una caña, finito. Lo que veo acá es más como una lasaña", le dijo Petersen al darle la devolución.