Argentina | Celeste Muriega | Ricardo Fort | homenaje

Celeste Muriega rompió en llanto en La Academia

Luego de su homenaje a Ricardo Fort, Celeste Muriega quebró en llanto al contar lo importante que fue el empresario en su carrera.

Este martes Celeste Muriega presentó un homenaje a Ricardo Fort en su performance en La Academia de Showmatch. La bailarina contó el rol importante del empresario a comienzos de su carrera y no pudo aguantar las lágrimas.

Pampita comenzó dándole su devolución: “No sé si en todos los homenajes tenemos que terminar llorando, ni mucho menos. Está bueno traerlo acá (por Fort) a la pista, un lugar en el que estuvo muy presente hasta el día de hoy, ha trascendido el tiempo su figura, su arte, y fue un tipo con mucha presencia”, comenzó diciendo.

Entonces la modelo sostuvo: “Así que era un homenaje difícil estar a la altura porque Ricardo, sólo con su presencia, llenaba absolutamente todo. Me quedé con ganas de más. El baile estuvo muy bien, tenían un elenco espectacular con súper trucos y todo salió prolijo, pero me quedé con ganas de conectar con él, con el recuerdo”, dijo Pampita.

En ese momento, Celeste quebró en llanto y agregó: “No quería llorar”, atinó a decir, con lágrimas en los ojos. Y volvió a halagar al hombre que, según ella misma contó “supo verme cuando yo era invisible”.

Celeste Muriega cumplió su deseo y homenajeó a Ricardo Fort en la pista de Showmatch

Los hijos de Ricardo Fort...

Consciente de los problemas de salud que lo aquejaban, y que según reconoció en alguna ocasión fueron consecuencia de la obsesión que tenía con su aspecto físico, Ricardo Fort preparó un testamento en el que designó a su entrañable amigo Gustavo Martínez como el responsable de los mellizos que nacieron en 2004 por subrogación de vientre.

Además de Gustavo Martínez, tutor legal de los chicos que el próximo año alcanzarán la mayoría de edad, los hijos de Ricardo Fort han contado durante su formación con el cuidado y las atenciones de Marisa López, su niñera desde que nacieron.

A sus 17 años de edad, Martita y Felipe Fort ya tienen definido lo que quieren hacer con sus vidas. Mientras ella se comienza a abrir paso en el mundo del entretenimiento haciendo fotos como modelo y tomando talleres de canto y actuación, él tiene bien claro que quiere dedicarse a los negocios.