Lo Ultimo | Celeste Muriega | Hernán Drago | romance

Celeste Muriega sobre Hernán Drago: tiene cosas por resolver

Luego de que se les vinculara sentimentalmente y desmintieran el romance, Celeste Muriega habló nuevamente sobre el modelo Hernán Drago y lo calificó con un 8.

Durante la más reciente emisión de La Previa de La Academia, el modelo Mario Guerci estuvo de invitado, y como colega y amigo de Hernán Drago, opinó sobre el romance de él y la panelista Celeste Muriega. Todo comenzó cuando el mismo concursante de Corte y Confección le dijo: “Me gusta, pero bueno, ¿son pareja?”.

En ese momento, Celeste Muriega se sinceró: “No, somos amigos. Yo le puse 8 como persona, porque tiene cositas pro resolver”. En ese momento, Lizardo Ponce le dijo que mejor no aclarara, haciendo referencia al dicho popular: “no aclares que oscurece”.

Embed

En este sentido, recientemente en el programa de Ángel de Brito, Los Ángeles de la Mañana (LAM), Celeste Muriega intentó explicar los rumores de romance con Hernán Drago, rumor que nació al compartir pantalla en Bienvenidos a Bordo.

El líder de LAM le preguntó: “¿Pasó algo alguna vez o fue todo una saraza?, decime la verdad y no me mientas”. A lo que ella dijo: "¿Vos me ves cara de saraza a mí, Ángel? ¡Ya me conocés! En ese sentido, siempre fui súper transparente, me mostré tal cual soy en la tele, en la vida, en todo lo que me pasa, te puedo asegurar que es real”.

En ese momento, el periodista quiso saber “¿Fue un romance, o fue solo sexo?”. Y Celeste Muriega contestó sobre su relación con Hernán Drago: “Una amistad muy linda, que se fue forjando desde el año pasado, en Bienvenidos a Bordo y, después de ahí, fueron surgiendo cosas, un mate, una cena, o que me lleve a Crónica, ir, volver”.

Entre risas, Ángel de Brito le retrucó: “Si no pasa nada, no te llevo a Crónica, la nafta está carísima”. Y luego la panelista de La Previa de La Academia confesó: “El otro día salió un título horrible como que era mi remisero. Él me acompañó mucho en ese tiempo, sobretodo en el verano, en ese tiempo que yo podía ir a Buenos Aires, y en el poquito que tenía, lo destinaba para verlo a él”.