Argentina | Carpintero | Bienvenidos a bordo | Nahuel

El carpintero de "Bienvenidos a bordo" habló de cómo la popularidad afectó su relación

Nahuel López Matheu conversó con Nancy Duré y dejó al descubierto cómo su novia lidia con el hecho de salir a la calle con él y que le pidan fotos.

Nahuel López Matheu, el carpintero, llegó un día a Bienvenidos a bordo a sacar el lingote y le pidió a Guido Kaczka una chance para participar en el juego de las dominadas sin sospechar que se convertiría en uno de los atractivos del programa.

A unos meses de su primera participación en el ciclo de concursos de El Trece, el carpintero goza de una popularidad tremenda, no solo en las redes sociales, sino también en la calle, cuestión que ha significado un cambio tanto para él como para Natalia, su novia.

Nahuel López Matheu
El carpintero de

El carpintero de "Bienvenidos a bordo" habló de cómo la popularidad afectó su relación

“Es una mujer increíble, una compañera excelente. Una mujer que me acompaña y de la que estoy totalmente orgulloso. Es verdad que el cambio fue muy brusco para los dos, y sin embargo ella estuvo siempre muy firme al lado mío", dijo el carpintero en diálogo con Nancy Duré en referencia a su compañera sentimental.

Y enseguida, el carpintero de Bienvenidos a bordo detalló cómo impactó en su relación de pareja la exposición que le dio el programa. “Al no ser del ambiente ninguno de los dos, fue raro salir a la calle y que la gente se empezara a juntar para saludarme. Por ahí íbamos a tomar algo y empezaban: ‘¡El Carpintero!’. Y ni yo mismo estaba preparado para eso. Pero ella es una piba de barrio como yo y hasta se prende a sacarme fotos cuando alguien se lo pide. Así que me tengo que sacar el sombrero por la mujer que tengo conmigo", detalló Nahuel.

Embed

“Yo la respeto mucho y no quiero cambiar por nada del mundo. Tengo en claro que mi futuro es ella. Claro que en la calle y en las redes me dicen un montón de cosas, pero yo la elijo todos los días. Nuestra rutina cambió porque yo antes salía del trabajo y la iba a ver, y ahora tengo que ir a las grabaciones. Pero por suerte la tengo al lado mío y eso me sirve mucho", cerró el carpintero de Bienvenidos a bordo.