Carolina "Pampita" Ardohain | Juan "Pico" Mónaco | Hernán Piquin

Pampita y Pico Mónaco más cholulos que nunca; pelaron lomo, joggineta, beso hambriento y confesiones

La modelo llevó al novio, lo hicieron desnudar y se besaron casi al borde de la mordida.

Pico Mónaco cayó en joggineta al programa de Tinelli para ver bailar a su novia, Pampita, en la Salsa de a tres. Compró en una tienda de comida importada cien gramos de jamón español diciendo que se lo habían comprado en Ibiza.

Luego entró Pampita con Hernán Piquín y Macarena Rinaldi, quienes la invitaron a bailar. Piquín estaba desatado y quería desfilar a la par de las chicas, que estaban infartantes. Luego el conductor lo hizo desfilar a Pico sin remera, pedido al que accedió el ex tenista en cuestión de segundos, cholulo como pocos, aunque se hizo el difícil un toque. "Es una bomba; ese cuerpo hay que compartirlo", dijo Pampita que lo entregó sin más trámite.

"No paramos de comer, tomar vino, helado, jamón de jabugo y del medio", dijo Mónaco mientras a pocos centímetros, Piquín estaba a punto de tirársele en palomita tras ahogar a Pampita con una bolsa de plástico.

Estaban las amigas de la modelo en la tribuna; las chicas que la acompañan en su ciclo de cable Pampita On Line, incluída la que tiene la cara parecida a la Niña Loly. Pico se les sumó para ver bailar al trío salsero.

El baile obviamente estuvo espectacular. "Oye mi cuerpo pide salsa", cantaba Gloria Estefan. Por algo Pampita ganó una de las ediciones del Bailando, es buenísima y además lo hizo con los grosos de Piquín y Macarena. Solo la caída del truco final fue "sucia", y eso lo notó hasta un inexperto.

A la hora de las devoluciones el jurado les pidió un beso y ella le comió la boca desatada, poco más lo muerde. Hizo acordar a la trompa de pato cuando Moria besó a Alfano.

Les preguntaron por el deseo de ser padres: ella más ansiosa; él, diciendo que no quiere quemar etapas y disfrutar el noviazgo. Le puso alto freno.

Demás está decir que el puntaje fue el ideal y las devoluciones de lujo; pero para entonces ya no importaba nada. Los novios del momento habían hecho su show completo: cuerpos perfectos, beso animal, el chico en cueros, ella tallada, baile espléndido y todas las miradas encima. Después de semejante orgasmo difícil que hayan tenido sexo de nuevo.

Embed