Benito Cerati dio una extensa entrevista al diario Crónica y en la misma habló de su trabajo discográfico y de su visión del mundo y de su vida como hijo del genial Gustavo.

En un interesante párrafo de esta nota del colega Tomás del Val, Benito habló de su célebre padre: “Me ha pasado que el mito le gane al recuerdo. Antes me exigía trabajo mental preservar quién era mi papá para mí. En algún momento fui Aquiles contra todo Troya, pero cuando se te aclara el panorama y entendés como funcionan las cosas, te chupa un huevo”, asegura.

Luego reflexionó sobre sus coincidencias y diferencias con Gustavo Cerati, su padre: “De última, si yo no tuviera algo en común con mi papá, ¿cuál es el problema? Como si yo tuviera que ser igual a él. Puedo estar en desacuerdo políticamente, socialmente o en lo que sea con mi padre. De hecho lo estoy en algunas cosas ¡Como cualquiera con sus padres!”, exclama

Y para finalizar dio varios conceptos fuertes sobre el endiosamiento de los ídolos musicales: “Él no fue una autoridad de nada. Fue un músico, que hizo música buenísima. Y ya está. Estoy en contra del diosismo, inclusive en mi propia familia. Estoy seguro de que mi viejo no era un Dios y cuestionó muchas cosas que ha dicho o hecho. Estamos poniendo Dioses donde no los hay. Pero eso es así con todo”, afirma.

Benito finalizó con una reflexión sobre el ser humano directamente: “Yo me muestro fuerte por momentos y débil por otros... ¿débil?... humano en realidad”.