Lo Ultimo | alejandra maglietti | COVID-19 | Bendita

Atención, vecinos de Alejandra Maglietti: Quiere algo dulce

La abogada Alejandra Maglietti está aislada por contacto estrecho con un contagiado de covid-19. Durante su aislamiento le hizo un pedido a sus vecinos.

Alejandra Maglietti debió ausentarse de las transmisiones en el piso de Bendita, por Canal 9, porque tuvo un contacto con una persona contagiada con covid-19 y esto la hizo activar el protocolo correspondiente. Es por eso que durante los últimos días, la modelo y abogada estuvo participando desde su casa y desde alí contó que se encuentra en perfecto estado de salud.

image.png

De hecho, Alejandra Maglietti compartió en su instagram que el test de covid-19 que ella misma se realizó dio negativo, y agradeció al laboratorio que le envió la prueba rápida a su hogar. Sin embargo, la modelo debió quedarse aislarse de forma preventiva, a la espera de la aparición de síntomas posteriores, o al cumplimiento de los días establecidos hasta tanto pueda volver a la televisión.

Por el momento, Alejandra Maglietti le comentó a sus compañeros de Bendita que tiene todo lo que necesita en su casa, pero falta solo un detalle: "Me faltan algunas cosas dulces", dijo entre risas, y de esta forma sus colegas interpretaron que el mensaje no iba para ellos sino para sus vecinos. Y ahí retrucó la apuesta tirando la idea al aire: "Si algún vecino se apiada...", comentó risueña la modelo y panelista de Bendita.

image.png

Una vez que la panelista y sus compañeros de Bendita conversaron más en profundidad, Alejandra Maglietti reveló que está en buen estado de salud y que su fuente de alimentación por el momento es el delivery. La buena noticia es que con su tst de covid-19 negativo, son menos los días que faltan hasta tanto pueda retomar la rutina en Bendita, donde la esperan con los brazos abiertos. Mientras tanto, tendrá que esperar que un vecino se solidarice y le presente un chocolate.

Recordemos que Maglietti se recibió de abogada y estudió periodismo, desafiando cualquier prejuicio de los malintencionados. ¡Bien!