Alberto Fernández | Enrique Pinti | Rodrigo Lussich

Pinti letal en tiempos de coronavirus: "A Alberto le salió la Cristina de adentro"

El siempre crítico Enrique Pinti le contó en una entrevista a Rodrigo Lussich en el programa ATR (Radio Pop) cómo pasa estos días de cuarentena, y cómo ve al país atravesado por esta pandemia:

"No puedo hacer una predicción acerca de si esto nos va a servir como sociedad a futuro. Debería servir por el asunto de ser mundial. Pienso que esto debería cambiar el mundo, pero es un mundo sostenido por las grandes empresas y por grandes capitales. Creo que pasaremos cinco o seis meses acordándonos, y después se puede diluir en el aire. Ojalá que no”; comenzó diciendo el actor.

En un momento de la charla Pinti habló de los políticos y las medidas que se tomaron con respecto al Coronavirus, pero fue algo duro con el presidente:

"Los políticos ya se están matando de nuevo entre ellos, pero no todos. Alguna gente tiene como una especie de cuidado o de tacto. Creo que en principio las cosas se manejaron con cordura y con mesura, que es más o menos la personalidad que tiene Alberto Fernández: mesura total. Pero las urgencias que tiene esta situación, más allá del coronavirus, son que el país está endeudado, hecho pelota, con una deuda externa de la puta madre, con cantidad de pobreza y un montón de personas que están fuera del sistema, con trabajo informal, y una cantidad de cosas que pueden hacer salir de esa parsimonia y esa tranquilidad. Nosotros, desde abajo, les pedimos a los gobernantes que hagan por nosotros cosas que en nuestra vida diaria no las haríamos”.

"Yo, personalmente, haciendo esta salvedad, no hubiera levantado el dedo ni contra los empresarios ni en contra de nadie. En este momento me parece que el discurso venía muy bien hasta que salió con ‘esos miserables…’. A Alberto le salió como una especie de Cristina atrás. Y en este momento no es adecuado. La gente me podrá decir: ‘Usted es un cagón, usted es un pelotudo, ¿por qué no le vamos a mojar la oreja a esos señores?’. No creo que sea el momento oportuno, pero lo digo yo desde mi posición de viejo sorete que está metido en su casa con 80 años y que soy humorista. No es lo mismo que una persona que tiene la responsabilidad de llevar un país complicado, en una situación complicada a nivel mundial”.

El cómico también fue duro con la situación que se vivió el último viernes con los jubilados:

"Desde el lado de la oposición, yo no hubiese aprovechado la situación del viernes con los jubilados para decir que todo esto es un desastre y que no saben hacer nada. Yo creo que ahí se les escapó la tortuga. Creo que el problema es que están muy encerrados en los grandes problemas y pierden un poco de sentido de la realidad. Y no es que vos seas un hijo de puta o que sos un indiferente solamente; es que se te va la olla, como dicen los gallegos. Lo escuchaba a Rodríguez Larreta explicando cuándo hay que ir a cobrar las jubilaciones o los espacios que estarían relativamente cerca, pero para un viejo o una vieja que están medio tururú, es un bolonqui de la puta madre. Les dicen: ‘Búsquenlo en la página’, y nueve de cada diez viejos te dicen: '¿En qué página?’, porque no tienen la menor idea de lo que es una página. Hacen un esfuerzo titánico pero no tienen la noción.

Sobre cómo está pasando estos días de cuarentena cuenta que el viene desde hace rato más encerrado, pero que su situación es diferente porque vive bien:

''La llevo bastante bien porque en los últimos tiempos salía nada más que para ir al teatro, de miércoles a domingo; es era mi salida. Inclusive había dejado de ir a comer después de la función para ahorrar energía. Esto me tocó en una época en que ya venía más encerrado. Iba al cine y ahora no hay cine. Yo tengo una casa muy linda, un departamento amplio, y tengo la posibilidad de tener una habitación enorme con un baño en suite. Entonces, si me tuviera que aislar completamente cierro la puerta del dormitorio, tengo el baño, tengo todo y eso me hace una persona totalmente privilegiada”.