Argentina | Ailén Bechara | Marido | Agustín Jiménez

Ailén Bechara volvió con Agustín Jiménez

Ailén Bechara confirmó que "pasaron cosas" en su relación con su marido Agustín Jiménez, pero que decidieron regresar

Hace unos días, Ángel de Brito anunció que Ailén Bechara y su marido Agustín Jiménez, se habían separado. Por esa razón, los seguidores de Ailén le preguntaron a través de las redes sociales, sobre ello, y ella aclaró su situación.

En Instagram uno de sus seguidores le preguntó "¿te separaste?", y ella precisó: "Pasaron cosas, pero aquí estamos. Juntos una vez más"; dejando en claro que se reconcilió con el deportista.

Asimismo, Ailén dejó en claro que no tiene miedo de continuar los pasos de su marido en caso de que tengan que instalarse en España.

ailén.jpg
Ailén Bechara volvió con Agustín Jiménez

Ailén Bechara volvió con Agustín Jiménez

Barby Franco y Ailén Bechara se reencontraron en Bienvenidos a bordo

Barby Franco y Ailén Bechara se reencontraron en Bienvenidos a bordo luego de haber sido azafatas del ciclo por muchos años. Ambas, fueron muy amigas, hasta que un mal entendido en el Bailando las separó y no fue hasta la última emisión del programa que conduce Guido Kaczka, que se vieron nuevamente.

“Ay, no, no puedo creerlo. No, pero mirá las dos juntas, no se puede creer, mirá”, lanzó Guido al verlas a las dos en el piso. “Cómo crecieron eh”, acotó el locutor. “Y, éramos muy niñas”, comentó Ailén. “Igual siempre fueron como crecidas. Son grandotas ellas, yo me acuerdo… Al revés, el que crecí fui yo”, acotó Guido con humor.

Entonces Ailén recordó: “Hace siete, ocho años atrás”. Y fue entonces cuando Guido les comentó: “Pero ustedes…Ustedes en un momento se llevaron muy bien, y en otro momento yo me enteré había unos líos bárbaros, no sabía qué hacer, ¿y ahora?”, les preguntó Guido sobre la relación entre ellas.

Y Ailén aclaró sobre la relación actual con Franco: “No, re bien”, afirmó Ailén. “Ahora nos llevamos genial. Hablamos seguido, en cuarentena hablamos un montón”, coincidió Barby. “Ah, primero bien, después mal y después…”, acotó Guido. “La vida”, lanzó Ailén entre risas. “Sí, yo con el locutor también, tuve idas y vueltas. ¿O no locutor? Pero el locutor siempre me llama y me dice no, discúlpame”, cerró Guido con humor.