Argentina | Adabel Guerrero | mamá | bailarina

Adabel Guerrero: "Me quedé sola"

La bailarina Adabel Guerrero emocionó a la audiencia de 'El Gran Premio de la Cocina' al hablar del fallecimiento de su mamá.

En el reality 'El Gran Premio de la Cocina' hay espacio para todo. En esta oportunidad, la bailarina Adabel Guerrero compartió parte de su vida personal, lo que dejó para el recuerdo un momento muy bello y emotivo para los seguidores de la emición.

El ciclo que lleva adelante Carina Zampini a través de la pantalla de Canal Trece. Delante de cada una de las personas presentes en estudio, fue nada más y nada menos que Adabel Guerrero la encargada de dar a conocer parte de su historia. La bailarina no pudo contener las lágrimas al momento de hablar de su madre, quien falleció años atrás.

Conocé un poco más de la historia de Adabel Guerrero en su emotivo mano a mano con Carina Zampini

La morocha, comenzó haciendo referencia a cómo afectó está dolorosa pérdida a su carrera, ya que cuando esto ocurrió, hizo un parte provocado por tanta angustia. «Yo a los 19 años tuve un episodio que dejé de bailar casi un año. Fue el año más duro de mi vida, porque fue cuando falleció mi mamá», manifestó la reconocida artista mientras todos la miraban con mucha atención.

“Para mí fue bastante duro, a mí me dolió mucho que mi mamá no vea el crecimiento que fui teniendo, pero siempre me dolieron los estrenos, las obras más importantes en las que he estado, cuando termina el show y en el camarín uno quiere el abrazo de que te digan bien, te salió bárbaro. No tenerla a ella siempre me costó un montón”, se sinceró la bailarina, quien no pudo contener las lágrimas cuando volvieron al piso», señaló Adabel Guerrero.

Adabel Guerrero 2.jpg
Adabel Guerrero

Adabel Guerrero

Inmediatamente, la bailarina continuó con su descargo sin poder contener las lágrimas. «Me mató ver la foto de mi mamá. Viste que yo te decía no voy a llorar, no voy a llorar, pero bueno, ver la foto de mi mamá conmigo chiquitita, que era la edad que tiene Lola ahora. Fue muy difícil, ya era profesional de danzas, estábamos haciendo giras y mi profesora de danzas me quiso adoptar, pero yo ya era muy independiente», reveló.

«Y me quedé sola en mi casa, remándola, bailando, que fue mi salvación, mi motivo para levantarme todas las mañanas, y siempre lo elegí como mi profesión”, sostuvo Adabel. “Le agradezco que me haya hecho fuerte e independiente porque es lo que me sacó adelante de semejante situación y siempre le voy a dar las gracias”, finalizó. En medio de un momento de muchísima emoción en el estudio.