Medios | 100 Argentinos Dicen | Darío Barassi | productora

La molestia de Darío Barassi en 100 Argentinos Dicen por un error de vestuario

100 Argentinos Dicen es uno de los ciclos más desopilantes de la televisión argentina, gracias a su conductor Darío Barassi. Mirá la entrada que hizo hoy.

En una reciente emisión de 100 Argentinos Dicen, el conductor Darío Barassi se mostró molesto con la producción del ciclo de El Trece, luego de percatarse de fallas en su vestuario. Una productora del show lo ayudó y el inicio del programa fue desopilante.

A continuación podés ver la desopilante entrada de Darío Barassi en la emisión de este jueves de 100 Argentinos Dicen:

Condujo sin zapatillas

El conductor Darío Barassi todos los días sorprende a los televidentes con su humor. Hoy se sintió incomodo con su calzado en 100 argentinos dicen (El Trece) que quejó por el calzado, sin vergüenza, comenzó el programa de El Trece descalzo y le pidió plantillas a una productora.

“Estoy muy triste porque estoy usando un talle más de saco (se agarra la cabeza). ¿Es un talle más, Gisella?”, le preguntó Darío Barassi a una productora del programa.

¡Se quedó en patas! Darío Barassi no aguantaba más las zapatillas y siguió el programa descalzo

“¡Pero mirá lo que es esto! ¡Ya el botón no está como antes!”, continuó el conductor de 100 argentinos dicen en El Trece. Y agregó: “Pero está mejor”.

Entonces Darío Barassi continuó y le preguntó al director de cámaras: "Pero estoy muy incómodo por algo. Porque yo tengo muchos defectos en la vida: soy virgen, tengo tetas, y tengo pie plano. Y necesito, para estar tranquilo, tener plantillas. Mis zapatillas hoy no tienen las plantillas. Que Gisella se ocupa todo el tiempo de que las tenga. Mariano, ¿puedo hacer el programa descalzo? ¿O es riesgoso?".

Y continuó aire en El Trece: "Es raro. ¿Puedo mandar a Gisella que me busque las plantillas, y las ponemos acá en vivo? Pero le tengo que dar las zapatillas, Mariano. Me saqué las zapatillas, Mariano (risas). Es que no las puedo usar sin plantillas, me duele. No, no lo puedo hacer sin plantillas. No las puedo usar sin plantillas. Gisella, andá a buscarlas, yo mientras hago el programa. No puedo sin plantillas”