Wanda Nara no está pasando sus mejores días, la mediática está en el medio de un conflicto familiar con la hermana de su marido, el vehículo en el que viajaba junto a sus hijos, fue alcanzado por una piedra, y para coronar está mala racha se complica la situación de la renovación del contrato del Inter de Mauro Icardi.

Al jugador hace unos días a Icardi le sacaron la cinta de capitán y no fue ni al banco en el partido de este domingo ante la Sampdoria.

Superada por la situación, Wanda ayer en el programa Tiki Taka donde es panelista lloró en vivo al describir la situación de su marido.

"Está sufriendo, verdaderamente está muy mal", alcanzó a decir Wanda antes de quebrarse.

"Le mandé un mensaje al presidente Moratti, le pedí a él si me da una mano para hacerlo jugar. Lo sentí súbitamente… Siempre es fuerte, va, va y va adelante por el equipo. Me dijo: 'Cómo no le voy a dar una mano si yo lo conozco... Dale tiempo, esto se debe resolver'"; aseguró Wanda muy conmovida por la situación.

''A Mauro, con el brazalete, le han sacado una pierna'', indicó Wanda.

En cuanto al coche apedreado, Wanda aseguró: ''Eran las ocho de la mañana, estaba acompañando a uno de mis hijos a uno de sus partidos, y pasó lo que saben. No tenía interés en que se filtrara, pero interpuse una denuncia y ya se supo todo. Cuando ocurrió estaba en shock, ni podía conducir, Mauro dormía, llamé a la directiva del Inter y me ayudaron mucho''.

Embed

Aparecen en esta nota: