Después de las escandalosas fotos de Wanda Nara "al natural" en una playa de Ibiza, la rubia se encargó de hacer una tapa de revista negando que ese fuera su cuerpo, y realizando una nueva serie de fotos, que nada tenían que ver con las anteriores.

Wanda señaló a la agencia que se las sacó, y dijo que le hicieron un retoque para dañarla, y que ese cuerpo no era de ella.

Hoy, en A24 salió a desmentirla el representante de la agencia que sacó las fotos, Ramiro Souto, de The Grosby Group: "Nosotros sacamos fotos, no hacemos retoques, el fotógrafo es freelance, busca famosos y vende las fotos", dijo.

"La encontraron en la playa. Cuando ella se da cuenta, se volvió al parador, cuando salió se puso un vestido blanco que le disimula todas las curvas", sostuvo.

Souto desmintió a la rubia, luego de su acusación-: "La agencia no tiene tiempo ni capacidad de hacer retoques, eso queda a cargo del editor responsable", señaló.

"Wanda es un personaje que interesa solo en Argentina. Una foto así se paga poco, unos 200 dolares, porque Wanda solo se vende acá, una de Messi por ejemplo vale 15 mil dólares porque se vende en el mundo entero", finalizó.

Aparecen en esta nota: