Lo Ultimo | Virginia Gallardo | hija | Martín Rojas

Virginia Gallardo se cansó de las críticas y explotó

Virginia Gallardo usó su cuenta de Instagram para lanzar un descargo en contra de quienes se creen con derecho de opinar sobre su hija

Desde que nació Martina, fruto de su amor con el empresario, Martín Rojas, la vida de Virginia Gallardo cambió para siempre. A su vez, se vio en la necesidad de ponerle el cuerpo a las duras críticas que recibe sobre la crianza de su hija.

En las últimas horas, la modelo se despachó contra aquellos que la critican por llevar a upa a su hija Martina a donde quiera que vaya. Sin ir más lejos, un verdulero de su barrio le advirtió que estaba mal acostumbrando a la pequeña a los abrazos.

"¡No me niego a sus brazos! ¿Por qué negarme?⁣", señaló muy molesta, Virginia Gallardo, ex panelista de Polémica en el Bar, para referirse aquienes opinan con tanta liviandad acerca de la crianza de hijos ajenos.

Virginia Gallardo.jpg
Virginia Gallardo

Virginia Gallardo

"Señor verdulero, lo que para usted es mal acostumbrarlo a los brazos, ella lo llama amar", escribió la mamá de Martina en su cuenta de Instagram.

"Díselo a la naturaleza, que lo ubicó 9 meses cerca de mi corazón, 9 meses al compás de mi respiración, 9 meses en compañía de mi voz.⁣ Ella lo mal acostumbró primero, que sabiamente llenó mis pechos lecheros, para seguir siendo, uno los dos.⁣ Que te explique la naturaleza, por qué me sonríe cuando estoy fea y me estira los brazos loco de amor.⁣ ¿Que lo estoy mal criando en brazos cuándo no me pide zapatos, ni un auto de lujo, tan solo que lo tome, por besos babosos a cambio?", apuntó Gallardo. ⁣

Al finalizar con sus profundas palabras, la ex participante del Bailando por un Sueño comentó entre risas que, al verdulero de su barrio, en verdad solo le respondió que quería dos kilos de papa y uno de cebolla.

De esta manera, la esposa de Martín Rojas mostró su descontento contra aquellos que piensan que a los bebés se los está malcriando cuando los llevan a upa. Sin dudas, Virginia transita uno de los mejores momentos de su vida. Alejada de la televisión, se resguardó en su matrimonio con Martín Rojas y destina gran parte de su tiempo a la crianza de su hija Martina.