Mientras Rocío Oliva se reconcilia por estas horas con Diego Maradona y viaja a Dubai para verlo; otra de sus ex, Verónica Ojeda, arremete nuevamente contra Dalma, una de las hijas del Diez, quien en el programa de cable de Pampita contó que su padre habla con la lengua trabada por un cóctel de pastillas y alcohol.

"Me sorprendió que haya dicho eso -aseguró Ojeda en una nota con "Confrontados" (El nueve, 17.45), ayer-. Los nueve años que yo estuve con él, lo cuidé un montón, lo tenía impecable. Lo cuidaba como mujer, como amiga, como compañera y hasta como enfermera. No puede decir que no lo cuidan porque también salieron videos por parte de ellas donde Diego no estaba bien haciendo karaoke, en la casa de una de ellas con todos sus amigos".

"Salgo a aclarar para que dejen de decir que soy cartonera o me cuelgo. Yo no me estoy colgando porque mi hijo tiene cuatro años y no puede pararse acá a defenderse como ellas que tienen treinta y dos o treinta y tres años. Yo soy la madre y ella no es mamá, no puede pensar como mamá por lo que tiene que cerrar la boca", dijo Ojeda en referencia a Dalma.