Lo Ultimo | Taylor Swift | Swift | canciones

¡Al fin! Taylor Swift recuperó el derecho de grabar sus propias canciones

Taylor Swift regrabará sus primeros éxitos en una maniobra para recuperar la propiedad de las canciones que escribió y compuso al principio de su carrera.

Taylor Swift enfrentó una gran polémica hace algunos meses con el nuevo dueño de su antiguo sello Big Machine, ahora logró un acuerdo con el recuperó la propiedad de sus primeros 5 álbumes y los puede grabar nuevamente.

En 2019, la artista de 30 años tuvo problemas con sus antiguos productores discográficos Scooter Braun y Scott Borchetta puesto que ambos adquirieron por más de 300 millones de euros Big Machine, la antigua disquera de la cantante, haciéndose con los derechos de sus cinco primeros discos.

Taylor Swift 3.jpg

Ahora bien, este fin de semana se dio a conocer que la cantante recuperó la potestad sus canciones y por ello los fanáticos alegres con la noticia no tardaron en hacer tendencia en Twitter el hashtag #TaylorIsFree (Taylor es libre) para anunciar su libertad musical. En este sentido, a partir de este mes, Taylor Swift es libre de volver a grabar sus canciones originales y ha recuperado el control de sus álbumes pasados.

Durante una entrevista hecha el año pasado a Good Morning America la misma estrella expresó: "Mi contrato dice que a partir de noviembre de 2020, entonces, el próximo año, puedo grabar los álbumes del 1 al 5 de nuevo, estoy muy emocionada" y justo ha llegado el momento esperado tanto por ella como por sus admiradores.

Taylor Swift 2.jpg

Sin embargo, el contrato firmado cuando era una adolescente no decía nada sobre nuevas versiones, por lo que Taylor Swift podrá regrabar sus temas a partir de noviembre de 2020, tal y como anunció en medios estadounidenses.

Con esta maniobra, la estrella del pop tendrá los derechos de las nuevas versiones delos álbumes Debut, Fearless, Speak now, Red y 1989.

Más adelante también podrá regrabar Lover.

Sus seguidores esperan que durante 2021, la cantante vaya relanzado toda su discografía.

"Muchas de esas canciones serán una pequeña mina de oro en el streaming, porque son éxitos de la música pop que sobreviven en el tiempo, y que serán transmitidas en internet los próximos 20, 30 o 40 años", explicó al principio de la polémica Mark Sutherland, editor de la publicación sobre el comercio musical Music Week.