Lo Ultimo | Shakira | Alejandro Sanz | niños

¡Corazón noble! Shakira y Alejandro Sanz combaten el cáncer infantil

Dos de las estrellas más importantes de la música, Shakira y Alejandro Sanz, sumaron ya 10 años de apoyo en una importante fundación.

Un grupo en el que se encuentran unos de los latinos más famosos de la historia de la música, son parte de una buena causa que ayuda a combatir el cáncer infantil. Hablamos, al menos, de Shakira, Alejandro Sanz y Ricky Martin.

Pero también son parte Richard Gere, Laura Pausini o Paula Echevarría, junto a los futbolistas Luis Suárez, Luka Modric, Saúl y Joaquín, quienes no han duda en prestar su desinteresada ayuda a lo largo de la última década a la Fundación Juegaterapia, que ayuda a los niños y niñas enfermos de cáncer a través del juego.

Shakira Ricky Martin.jpg

Ahora, tras diez años haciendo mucho más llevadera la realidad y el día a día de estos pequeños hospitalizados, Juegaterapia celebra su décimo aniversario haciéndoles un homenaje con la presentación de un nuevo Baby Pelón, el muñeco que desde que se presentara en 2014 ha vendido cerca de un millón y medio de ejemplares convirtiéndose en un símbolo de la lucha contra el cáncer. Corina, una pequeña enferma de cáncer, ha sido la encargada de diseñar el pañuelo que lleva en la cabeza el último modelo, vestido de esmoquin y con pajarita.

Shakira.jpg

"Han sido diez años espectaculares, es impresionante el valor de poder ayudar a los demás. En este tiempo, hemos entregado miles de consolas y transformado muchísimos espacios de entornos hospitalarios en lugares de juego para que los niños enfermos de cáncer puedan seguir siendo niños a pesar de estar ingresados largas temporadas en un hospital", explica Mónica Esteban, presidenta, fundadora y directora general de la Fundación Juegaterapia.

Alejandro Sanz.jpg

Con la evidencia de que jugar mejora la vida de los niños enfermos de cáncer, desde que la Fundación iniciase su actividad en 2010 su objetivo ha sido facilitar momentos de entretenimiento a niños y niñas enfermos de cáncer. Un propósito que se ha hecho realidad a través de la donación de videoconsolas o la humanización del entorno arquitectónico, convirtiendo las plantas de oncología pediátrica en lugares alegres y acogedores. Esto es importante porque los niños hospitalizados pueden llegar a pasar meses y hasta años. "Al jugar, los niños consiguen abstraerse por completo, permitiendo a su cerebro liberar endorfinas, una hormona que funciona como un analgésico natural que puede llegar a ser hasta 300 veces más potentes que la morfina", dijoel doctor Mario Alonso Puig.