Lo Ultimo | Naya Rivera | actriz | Lago

Los pasos de Naya Rivera antes de su desaparición

Por ahora no hay rastros de la actriz Naya Rivera, quien desapareció en un lago de Los Ángeles ayer a la tarde. Analizamos los momentos previos.

En el bote donde pasaba un caluroso día de verano en el Lago Piru la actriz Naya Rivera quedó su chaleco salvavidas y su pequeño hijo Josey dormido, pero de ella aún no hay rastro.

Naya Rivera desapareció la tarde del miércoles en el Lago Piru, al sur de California. Las autoridades, y también los medios de comunicación en Estados Unidos, tratan de reconstruir ahora los pasos de la actriz antes de su extraña desaparición.

Naya Rivera (1).jpg

La actriz habría llegado al lago, que queda a unos 96 kilómetros de la ciudad de Los Ángeles, cerca de la 1 PM de este miércoles 8 de julio. Una vez ahí, de acuerdo a la policía, Naya Rivera alquiló un bote para pasear por el lago junto a su hijo de cuatro años.

Entre las 4 y 5 de la tarde, el bote fue encontrado con el niño a bordo, pero sin rastro de Naya. Lo que ocurrió en esas horas desde que Naya Rivera alquiló el bote y su hijo fue encontrado es ahora un verdadero misterio.

Naya Rivera y Ryan Dorsey.jpg

Fuentes oficiales contaron que el pequeño le dijo a la policía que su madre había saltado del bote al agua, pero nunca volvió. La camioneta de la actriz fue hallada en el estacionamiento cercano al sitio donde se alquilan los botes y la cartera de Naya estaba adentro del vehículo.

Casi al instante comenzó la búsqueda en el lago, por medio de buzos, drones e incluso un helicóptero para tratar de dar con el paradero de la actriz hasta que no hubo más luz. El rastrillaje en la zona continúa hoy pero todavía no se sabe qué pasó con la reconocida actriz.

Naya Rivera.jpg

El lago Piru es un embalse ubicado en el bosque nacional Los Padres y las montañas Topatopa del condado de Ventura. Se creó en 1955 gracias a la construcción de la presa de Santa Felicia en Piru Creek.

Cuenta con un área recreativa de unas 24 hectáreas en donde se puede pasear en bote, pescar, nadar, hacer picnic y acampar. Entre 1994 y 2000 se ahogaron en sus aguas siete personas, indicó el diario Los Angeles Times.