Lo Ultimo | Angelina Jolie | Brad Pitt | Angelina

Angelina Jolie da un giro en la batalla legal con Brad Pitt

La actriz Angelina Jolie apartó a una de sus abogadas a poco días del proceso judicial que la enfrentará a su ex marido, Brad Pitt.

Ya pasaron cuatro años desde que Brad Pitt y Angelina Jolie pusieron punto y final a su matrimonio tras pasar más de una década juntos. Sin embargo, al cerrar ese capítulo comenzó entre ellos una dura batalla legal que hoy en día continúa. En medio del proceso en el que esperan llegar a un acuerdo relacionado con la custodia de los hijos que tienen en común, Jolie dejó de estar representada por Priya Sopori, quien trabajaba mano a mano con la letrada principal de la actriz, Samantha Bley Dejean.

Según el tabloide Daily Mail, se desconoce si la ganadora del Oscar la despidió o, por el contrario, ha sido la abogada, que es socia del prestigioso bufete Greenberg Glusker LLP y ex fiscal federal, la que ha decidido renunciar a este caso. Este cambio en el equipo legal de la actriz ya fue notificado en el Tribunal Superior de Los Ángeles.

Angelina Jolie y Brad Pitt 2.jpeg

La publicación afirma que la determinación de Angelina Jolie de obtener lo que quiere en el juicio se habría endurecido, por lo que Sopori se convirtió en un obstáculo. De hecho, citan también a una fuente cercana a la intérprete que habría asegurado que no se va a echar atrás y va a seguir peleando de forma feroz para conseguir que su ex no obtenga la custodia compartida de los cinco menores.

"Angelina ha luchado con uñas y dientes para conseguir lo que quiere en este divorcio. Tratándose de sus hijos, no se echará atrás. Le está pagando una fortuna a su equipo legal, así que si cree que uno de sus abogados tiene que irse, no dudará en apretar el gatillo", afirmó el informante al mencionado medio.

Angelina Jolie y Brad Pitt 3.jpg

Desde que se inició el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt en septiembre de 2016, uno de los factores más importantes en la batalla de la ex pareja por la custodia ha sido el deseo de Jolie de trasladar a los niños a Inglaterra, algo a lo que el actor se opone vehementemente. También pide una repartición equitativa del tiempo con ellos.

Brad Pitt, de 56 años, vive en Los Ángeles y quiere que sus hijos asistan a clases de forma presencial y no sigan estudiando en casa, un decisión que Jolie ha tomado de forma unilateral sin tener en cuenta los deseos de su ex esposo.