Después de un año súper mediatizada Esmeralda Mitre decidió estar más alejada de los programas de televisión y va a muy pocas entrevistas. El año pasado visitó Incorrectas y fue un escándalo, ya que terminó discutiendo con todas las panelistas, Agustina Kumpfer, Nora Carpena, y Carolina Papaleo, quienes terminaron abandonando el panel dejando a Moria sola con Esmeralda.

En esta ocasión Esmeralda fue mucho más serena y con el cambio de panel la cosa fue menos tensa, pero hizo una revelación que dejó a las vayainas muy sorprendidas.

Cuando le preguntaron si sufrió violencia de género de parte de alguna pareja, la actriz dijo que no, pero todos quedaron desconcertados cuando afirmó que ella si fue violenta con su ex Darío Lopérfido:

''Cuando empecé a salir con Darío le pegaba y le rompía cosas, y un día un amigo me preguntó porque le pegaba y no tengo ni idea’’.

La actriz explicó que en realidad ella tenía falta de límites y por eso tenía una carencia muy grande:

''Yo escuché a mis padres pelearse mucho entonces repetía una historia que no me correspondía, y Darío me dio muchísimo amor y me contuvo’’.

Esmeralda dijo que en ese momento no estaba de moda la violencia de género: ‘’Eso no era violencia de género y menos una mujer, él me contenía, me dio amor y me emociono cuando lo cuento’’.

Continuando con el relato, comentó que Lopérfido se dio cuenta que esa táctica contenedora no le funcionaba y tomó otro método para ponerle límites:

''Darío me agarraba y me metía en la ducha con agua fría vestida, y a la décima dije bueno el pelo, el brushing, mejor me quedo tranquila’’; aseguró, intentando que la confesión no sonara tan grave.

Ante el asombro de Moria, Mitre volvió a decir que era una cuestión de límites: ''Como si fuera un bebé que necesita amor y pide limites’’.

Embed

Aparecen en esta nota: