Argentina | Tota Santillán | Santillán | conductor

La Tota Santillán se reinventó en Cuarentena

El conductor del popular ciclo de música tropical "Pasión de Sábado" La Tota Santillán tuvo que apelar a la creatividad para mantenerse

La pandemia del coronavirus cambió los planes de todo el mundo, eso justamente fue lo que le paso al conductor Daniel La Tota Santillán, que ha dedicado su vida a la música y la televisión. Santillán estuvo al frente de Pasión de Sábado entre el 2002 y 2005, para luego pasar a otros ciclos como Pasión Popular y Tropicalísima TV. Pero con la llegada de la pandemia tuvo que reinventarse.

El conductor Daniel Tota Santillán estuvo en Mitre Live, donde fue entrevistado por Juan Etchegoyen. En el ciclo contó que, cuando se decretó el aislamiento preventivo y obligatorio, busco otras actividades para ganar dinero fue así como se convirtió en vendedor: “Comenzamos a hacer tapabocas y barbijos, hicimos un montón. También nos dedicamos a vender guantes, insumos de la sanidad y alimentos no perecederos. Los repartíamos en la camioneta”.

Tota Santillán aclaró que no fue un desafío tan grande como podría parecer, ya que a lo largo de su vida ha realizado trabajos de diferente índole. Santillán detalló que también vendió ropa y trabajó en una carnicería. “Y ahora estamos armando un autocine para la gente”, explicó el conductor.

[EN VIVO] ENTREVISTA A DANIEL "TOTA" SANTILLÁN ⭕ EN SONOSRADIO.COM

También Santillán habló de cómo reaccionaron los clientes cuando lo reconocían: “Me encontré con la gente y me decían ‘Vos sos La Tota’ -recordó-. ‘Sí, soy La Tota’, les respondía, y nos saludábamos con distanciamiento. Hasta he hecho un programa desde La Plata. Me iba hasta allá y durante el día salía a vender guantes, carne. No tengo problema, yo lo hacía”.

En un momento Etchegoyen le preguntó al conductor Daniel La Tota Santillán si no teme contagiarse de coronavirus: “Siempre tuve precaución. He tenido amigos y familiares que se han contagiado. Me ha pasado que perdí a un amigo, como el padre Bachi. Cuando me enteré de que se había muerto no lo podía creer. Tenés miedo a que te roben, a contagiarte, a todo… Te encontrás en las redes sociales con que te dicen ‘mirá, che, se perdió un amigo…’”

Dejá tu comentario