Como siempre, Flavio se llevó todos los aplausos. Pero también todas las risas. Entró con un cochecito de bebé, y un muñeco en su interior, pidiéndole a Tinelli que se haga cargo de la criatura, y con 3 valijas, donde en una de ellas estaba "doblada" Belén.

Pero el momento más divertido llegó al final de la coreo, cuando Flavio incentivó a Tinelli a subirse a la bola gigante de espejos con la que habían realizado algunos trucos.

Así, y al grito de "Me voy a caer", Tinelli se subió y recreó la parte de la coreo donde Belén estaba en la altura, y Flavio se colgaba de la bola, mientras la subían sin parar.

Mirá el video:

Embed