El panorama de las mujeres jurados y su relación profesional con Marcelo Tinelli en Showmatch está al filo del escándalo. Las versiones indican que el conductor está furioso con ambas por distintos motivos. Con Laurita Fernández, por la eventual decisión de bajarse una semana antes de la final del Bailando por la temporada de Sugar en Mar del Plata; con Florencia Peña porque -según trascendidos- afirma que "no banca al show".

La pobre Peña se tuvo que bancar el ataque en vivo y que le digan en la cara que es "mala" en el jurado, y que anuncien que el año que viene no estará. Y no es po su labor, sino porque protagonizará el musical Cabaret en calle Corrientes, producida por Gustavo Yankelevich. Así y todo Tinelli cree que "no apoya el show". Y bue...

Con Laurita el caso es más complejo porque hay prioridades contractuales. Marina Calabró contó ayer en El Diario de Mariana (El Trece, 14.30) que el conductor habría afirmado, indignado:

"Que atrasen el estreno. Cuando firmó como jurado no existía Sugar en Mar del Plata. Vale más este contrato que el otro. ¿Con lo que hemos promocionado una obra que ni siquiera estaba en cartel nos hace ésto?", en referencia a que el contrato con Showmatch es anterior al suyo en Sugar, y que por ende tiene prioridad. De fondo están los roces internos con su amigo Yankelevich, productor del musical, algo más sutil pero complicado entre dos pesos pesados del medio.

"Nosotros tenemos contrato con ella hasta la finalización del programa. El programa termina el 20. Si ella no va a estar nos tendría que estar avisando en este momento", aseguróChato Prada en un audio a Calabró que se reprodujo en Ddm.