Lo Ultimo | Susana Giménez | Susana | Giménez

Susana Giménez irá a juicio por deuda con su chofer

La popular presentadora Susana Giménez recibió un revés judicial por parte del Sindicato de choferes

La presentadora Susana Giménez se ve involucrada en un nuevo escándalo: el Sindicato de Choferes Particulares le iniciará juicio porque no habría pagado una deuda por aportes patronales de un trabajador que contrató bajo relación de dependencia, su chófer Marcelo Ahumada.

El sitio Gestión sindical informó que la diva de los teléfonos acumuló en cinco años la cifra de 3.600.000 pesos y que el plazo para responder la intimación (enviada en mayo) venció. “Esto ahora sigue el proceso penal, así que Susana Giménez irá a juicio”, confirmó el secretario adjunto Luis D’Angelo.

En la carta que le enviaron a Su se la exhortaba “a realizar las retenciones y depósitos de aportes sindicales y la contribución solidaria a favor del Sindicato de Choferes Particulares por la suma de pesos tres millones seiscientos mil doscientos veinte ($3.600.000), correspondiente al 4% de la remuneración del chofer que trabaja para usted bajo relación de dependencia”.

Y es que desde que comenzó la cuarentena, Susana Giménez ha sido noticia. Desde su "escapada" a Punta del Este, pasando por la caída por las escaleras, y otras aventuras y desventuras; la diva usa las redes sociales para protagonizar su propio Reality Show.

Captura Susana.PNG

De hecho en las últimas horas, Susana subió un video donde se la ve caminando para hacer las compras, pero sin el barbijo. “Ay, salimos sin barbijo”, le dijo ella y Patricio le respondió: “¿Buscamos el barbijo?”. Cumpliendo con los protocolos, la conductora, se puso firme: “Si, no se puede salir sin barbijo. Lo odio, porque se me clava en la cara”.

Por otro lado, Susana Giménez aprovechó el momento para contar otras incomodidades que le trajo acarreado su uso. No solo es la molestia que le genera en la cara, sino a la hora de colocárselo. “Ayer fui a la peluquería y cuando volví, que siempre me lavó las oreja, me toqué y dije: ‘¿Qué tengo acá?’, era como una marca… y claro, era el elástico del barbijo, que me hizo una marca. Me asusté. Pero bueno, hay que acostumbrarse”.

Dejá tu comentario