El hijo del fallecido diseñador Carlos Di Doménico, quien murió en mayo a los 66 años producto de una leucemia, pero en medio de situaciones misteriosas que aún se investigan, habló por primera vez con el diario Perfil. Stefano dio una nota al periodista Agustín Gallardo. "Mi papá no se merecía un final así", dice, y sospecha de Juan Manuel Campillo, el marido de Di Doménico que lo había alejado de todo. Este es el resumen de la nota con los dichos del hijo del diseñador que se publicó ayer:

Mi papá era un hombre trabajador, luchador toda su vida. Empezó de la nada junto a nuestra madre y llegó a tener el nombre que tenía”, dice a PERFIL su hijo Stefano. Por lo delicado del tema, el joven accedió a responder por escrito algunas preguntas moderando sus palabras. Tanto él como su hermana, Carla, piden que se haga justicia. “Queremos que se sepa qué pasó sobre la muerte de nuestro padre. No se merecía un final así”, expresó a PERFIL Stefano, quien a los pocos días de la muerte de su padre hizo una denuncia ante la Justicia para que se investigaran la causa de la muerte. De inmediato el juzgado en lo Criminal y Correccional N° 58, a cargo de María Rita Acosta, notificó al Cementerio de la Chacarita que no se cremara el cuerpo y que se procediera a su entrega para hacer los análisis solicitados. Los restos de Di Doménico habían si trasladados de Rosario (donde murió) a Buenos Aires, donde se encuentran al día de hoy. Los resultados finales que arrojarán más detalles de la muerte estarán listos a comienzos de 2019. Stefano dice que su padre era una gran persona, “muy querida, un apasionado en todo lo que hacía. Siempre será un ser de luz”. Y agrega: “Estamos como podemos; aún para nosotros es muy reciente, no nos esperábamos que esto pasara”. Para él, Campillo no fue una buena influencia. “Lo fue alejando de todos los que lo queríamos; no sólo de nosotros sino de todas sus amistades. Lo llevó a vivir a Santa Fe y lo alejó de su trabajo.” Sobre los últimos días junto a su padre, concluye: “Cuando llegamos al sanatorio ya estaba en coma inducido y estuvo así durante 15 días”. (Fuente www.perfil.com).