Primero fue Carmen Barbieri, luego Catherine Fulop, y ahora es el turno de Sergio Goycoechea, el primer hombre que se atreve a ponerse el chip sexual y salir a contarlo. El ex arquero de la Selección Nacional contó en el programa DVM, ''De vuelta al mundo'' que conduce Daniel Ambrosino, en radio El Mundo, que se sometió a una pequeña cirugía:

"Me puse el chip sexual. El segundo. Mejora la calidad muscular, el ánimo y también la libido sexual. Después de cierta edad se pierde testosterona"

Hablando de los cambios del cuerpo y de la vida, Sergio comentó que se hizo un estudio genético para poder mantenerse siempre fuerte, y tratar de prevenir y atacar todo tipo de enfermedades a los que uno es más propenso, y con respecto al chip sexual es muy bueno para aumentar la calidad de vida.

''Lo del chip cualquier persona que pasa los 50 años, sabemos que se empiezan a perder hormonas, la testosterona se empieza a dejar de generar, ayuda a la consistencia muscular, levanta el ánimo, ayuda al colesterol, a la diabetes, controla esas cosas y sobre todo el apetito sexual''.

''Son como unos granitos de arroz, que te inyectan de forma subcutánea a la piel, no duele nada, y esto va soltando cada seis meses la cantidad de testosterona que tu cuerpo necesita. Venía haciendo otros tratamiento, pero ahora ya voy por el segundo chip’’.

Con respecto a si el chip está dando resultado en el rendimiento sexual, Goyco respondió: ''Para saber eso hay que preguntarle a mi esposa''.

Embed

Aparecen en esta nota: